Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

PUEDE SER UNA INFRACCIÓN LEVE

Cuidado con beber agua en verano mientras conduces: te puede costar hasta 80 euros

La DGT no prohíbe la acción de forma expresa, pero advierte que es sancionable si interfiere en nuestra conducción

Publicidad

Conducir se ha convertido en una más de las actividades de nuestra rutina. Tanto es así que, muchas veces, la llevamos a cabo de forma automática sin reparar en que se trata de un proceso que requiere la máxima atención. Esto nos lleva a compaginar nuestras formas al volante con otras acciones dando por hecho que podemos hacer ambas a la vez sin penalización alguna. Nada más lejos de la realidad. Incluso en verano, beber agua al volante supone una distracción que nos puede costar hasta 80 euros.

El paso del tiempo ha automatizado algunas de las maniobras que efectuamos durante la conducción y esto invita a la relajación, algo que puede poner en peligro nuestra seguridad vial y la del resto. Aunque la Dirección General de Tráfico recuerda que “no está prohibido comer, beber, fumar, conducir con el codo fuera o con chanclas” también puntualiza que “puede ser sancionable” si se trata de una conducta que entraña cierto peligro.

Infracción leve

Igual que ocurre con otras sanciones recurrentes en la época estival, tenemos que tener en cuenta el Artículo 13 de la Ley de Seguridad Vial y el 18.1 del Reglamento General de Circulación (RGC): “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”.

Conductor al volante
Conductor al volante | Pixabay

No existe una prohibición expresa por lo que la responsabilidad última de sancionar recae sobre el agente de Tráfico: si considera que beber agua al volante representa un riesgo para el conductor, sus acompañantes y los demás usuarios de la vía… la acción será objeto de sanción. La cantidad de la multa dependerá de la autoridad competente, pero atendiendo al Artículo 67 de la Ley de Seguridad Vial puede ser una infracción leve (80 euros), grave (200 euros) o muy grave (500 euros). Beber agua al volante estaría dentro del primer grupo.

Cómo hidratarse al volante

Aunque en verano es fundamental, una correcta hidratación es clave para el conductor en cualquier momento del año. Por ello, si necesitas ingerir algún líquido durante un desplazamiento tendrás que detenerte en una zona segura. A esto hay que añadir una última recomendación: en viajes largos no está de más tomar bebidas que aporten la glucosa que necesita tu cerebro.

Publicidad