En época estival es habitual que se realicen muchos desplazamientos por carreteras secundarias entre poblaciones. La gran evasión que se produce en los principales núcleos urbanos es sinónimo del regreso a los pueblos. La celebración de las distintas festividades locales es uno de los principales motivos de estos desplazamientos, lo que lleva en muchos casos a hacer uso del coche para cubrir las distancias entre las poblaciones.

Cuando antes de iniciar esos trayectos el conductor ha consumido alcohol, por ejemplo, ante la irresponsabilidad que supone ponerse al volante bajo sus efectos, puede ser un buen momento para delegar la conducción a un amigo o familiar que haya permanecido sobrio. Sin embargo, también es el momento de preguntarse si nuestro seguro de coche cubrirá cualquier tipo de incidente que se pueda producir en ese trayecto.

No todas las pólizas cubren a todos los conductores en caso de siniestro y tampoco lo hacen en todo tipo de situaciones. Por lo que es importante consultar previamente qué servicios tenemos contratados y todo lo concerniente a estos casos en los que cedemos el manejo de nuestro vehículo a una persona que no es propietaria o que está recogido en la aseguradora como conductor ocasional.

Si quieres saber en qué situaciones el seguro cubre los daños producidos mientras conduce otra persona que no es titular de la póliza, dale al play en el VÍDEO.