Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

CONTIENE METALES PRECIOSOS

¿Cuánto tiempo tardan los delincuentes en robar un catalizador y por qué es su pieza preferida?

Este componente se ha convertido en el preferido de estas acciones por el paladio, rodio y platino que lo componen

Imagen del tubo de escape de un coche

EFE Imagen del tubo de escape de un coche

Publicidad

Los catalizadores se han convertido en un valioso objeto de deseo: los materiales que figuran en su composición cotizan al alza en el mercado de segunda mano. Los delincuentes, por lo tanto, han hecho de esta pieza su preferida a la hora de perpetrar robos: ¿cuánto tiempo tardan en sustraerla? Menos de lo que crees.

El catalizador es un componente que forma parte del sistema de escape del coche. Su función es modificar químicamente los gases para reducir las emisiones contaminantes y para ello cuenta con un panel de cerámica que está impregnado con un recubrimiento de metales preciosos: paladio, rodio y platino. Cuando entran en contacto con los gases nocivos, reaccionan y generan gases nobles o inertes que son menos contaminantes.

La vida útil de esta pieza está en torno a los diez años aunque el paladio, rodio y platino mantienen sus propiedades y se reciclan para darles otros usos. O se roban: es fácil que en el mercado negro superen el precio del oro. El paladio, por ejemplo, quintuplicó su valor hasta alcanzar los 84 euros aunque ahora oscila entre los 58 y los 73 euros. En el caso del rodio se pasó de 19 euros por gramo en 2016 hasta los 634 euros: es, aproximadamente, doce veces el precio del oro.

 

Dos formas de actuar

En la mayor parte de los casos, detrás de estos robos hay bandas organizadas porque se necesita cierta infraestructura para llevarlos a cabo. Sea como sea, hay algo común en todas ellas: su rapidez a la hora de actuar. Hasta el momento se han identificado dos maneras de proceder: la de aquellos que cuentan con un conocimiento mínimo de mecánica y la de los que no. En el primer caso tardan unos minutos en desmontar el catalizador, pero en el segundo seccionan el escape por la zona más próxima a la pieza o, incluso, lo arrancan tirando con una cadena.

Este ha sido el ‘modus operandi’ de los delincuentes a los que persiguen en Washington. Un par de personas entran en un aparcamiento ubicado en una zona residencial a bordo de un Acura TL. Se bajan, se meten debajo de una Ford F-250 y con una radial cortan el tubo de escape para llevarse el catalizador. Una vez han obtenido su botín se suben a su vehículo y se marchan. En total necesitaron poco más de 20 segundos.

Publicidad