Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

TRAS UN ACCIDENTE, ROBO O INCENDIO

Cuando declaran tu coche siniestro total, ¿qué es mejor: repararlo o aceptar la indemnización?

Filomena ha incrementado los accidentes en los que muchos vehículos han sido declarados como siniestro total: ¿qué es lo que más compensa al conductor?

Publicidad

El paso de Filomena por España dejó todo tipo de imágenes: desde estampas únicas hasta carreteras colapsadas. La circulación sufrió especialmente los efectos de la borrasca: coches atrapados, daños por la caída de árboles… y accidentes. Un escenario en el que muchos conductores han visto cómo las compañías de seguros declaraban su coche como siniestro total: ¿qué es mejor: repararlo o aceptar la indemnización?

Tras un incendio, un robo o un accidente, la compañía de seguros puede declarar el coche como siniestro total. ¿Cuándo sucede esto? En el momento en el que los daños superan su valor ya que a la aseguradora le compensa más indemnizarte que reparar tu vehículo. En tu póliza se establece se establece en qué se basará esa compensación:

·Valor venal: valor de venta que tendría el coche en el mercado.

· Valor venal mejorado o de mercado: valor de compra de tu coche. Es aconsejable consultar esto con un profesional

·Valor a nuevo: una opción sólo disponible para modelos que tienen menos de dos años ya que la cantidad es la misma que el precio de compra.

El valor venal

En la mayoría de las pólizas el valor que figura es el venal. Está determinado por unas tablas oficiales del Ministerio de Hacienda en las que figura la valoración del mercado. ¿Quién se encargará de la indemnización? Todo depende de quién ha originado el siniestro:

·No culpable: la aseguradora de la otra persona.

·Culpable: tu compañía siempre y cuando cuentes con una póliza que incluya daños propios. Si no, la reparación correrá por tu cuenta.

Un perito será el encargado de fijar la cuantía de tu indemnización así que conviene que prestes atención al cálculo del valor del coche y de los accesorios. Si no estás conforme puedes solicitar la intervención de un peritaje independiente, pero ese gasto saldrá de tu bolsillo.

¿Y si quieres reparar el coche?

Aquí nos encontramos con un punto clave que muchos conductores desconocen. Cuando declaran un siniestro total se habla de indemnización descartando, casi automáticamente, la reparación. Y puede que muchos conductores no quieran un modelo nuevo, sino el suyo.

Es cierto que tenemos derecho a una compensación, pero también a que arreglen el vehículo siniestrado para devolverlo al estado en el que se encontraba antes del incidente. Es más, si la reparación del vehículo no supera el doble del valor de mercado actual (recuerda contrastar la cifra que te den con un mecánico) podrás exigir a la correspondiente compañía de seguros que tu coche pase por el taller.

Publicidad