Faltaba por ser presentada la versión convertible del Chevrolet Corvette 2020, por lo que el fabricante estadounidense buscó un lugar de excepción para mostrar su nuevo “cielo abierto” capaz de pasar de ser un descapotable a un coupé en apenas 16 segundos. El Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral sería testigo de la presentación del primer Corvette con motor central y techo rígido retráctil, una novedad que se suma al resto de variantes de esta nueva era del deportivo norteamericano.

Cambio de disposición mecánica y primer Corvette con techo rígido retráctil en las casi siete décadas de historia con las que cuenta el modelo. La otra gran novedad es que posee seis motores eléctricos que son los responsables de guardarlo en el capó motor, sistema que sustituye al tradicional con componentes hidráulicos que conseguía unos tiempos algo peores y que además ocupaban un mayor espacio.

En lo que respecta a la imagen exterior, Chevrolet ofrece la posibilidad de pintar la parte superior (techo y protectores de cabeza) de un color Carbon Flash, un gris metálico oscuro, aunque de serie es del color de la carrocería. Con la capota abierta, el Stingray convertible es capaz de almacenar hasta dos juegos de palos de golf en el maletero, mientras que en el compartimento delantero se puede dar cabida a un pequeño equipaje de mano o a un maletín para portátil.

Corvette Stingray 2020 Convertible | Chevrolet

Bajo el capó nos encontramos con el motor LT2 de 495 caballos de potencia y 627 Nm de par con el escape de alto rendimiento. Está acoplado a la misma transmisión de doble embrague de ocho velocidades, aunque no se han concretado otros detalles como su peso total (previsiblemente estará por encima de la versión coupé) o las cifras de aceleración y velocidad punta. Los ingenieros de Chevrolet han prestado especial atención a la refrigeración y al hecho de que la situación del compartimento del techo retráctil no afectara en la temperatura del propulsor.

Los ingenieros modificaron el chasis del convertible, incluyendo resortes y amortiguadores reglados específicamente para proporcionar un rendimiento similar al coupé. En cuanto al precio, se espera que esté en unos 7.500 dólares por encima de la versión Stingray 1LT cerrada, algo que lo sitúa en unos 67.495 dólares cuando llegue a los concesionarios estadounidenses durante el año 2020.