La llegada del frío pone a prueba muchos elementos importantes del coche como los neumáticos, frenos o la calefacción. Este último es imprescindible para mantener una temperatura agradable en el habitáculo durante la conducción. De lo contrario, un frío excesivo puede afectar directamente a la atención y concentración de la persona al volante. Para que la calefacción del vehículo funcione correctamente debemos revisarla periódicamente con unos cuantos trucos fáciles de ejecutar. VER VÍDEO.

Algunos son tan sencillos como elegir el momento en el que encender la calefacción. Puede parecer una acción innecesaria pero, en muchas ocasiones, ante una temperatura excesivamente gélida lo normal es querer activar la calefacción lo antes posible para entrar en calor. Sin embargo, hacerlo de forma reiterada puede producir una avería. Por lo que es recomendable encenderla cuando el motor ya está caliente.

Otros trucos requieren de un poco más de tiempo pero son beneficiosos para cuidar el sistema que mantiene el coche caliente y evitar posibles averías más caras. Si quieres conocerlos todos, dale al play.