Hace unos días hablábamos de los deslumbramientos, un fenómeno común en las carreteras de nuestro país, especialmente durante los meses de más luz solar, y que puede llegar a constituir un peligro muy grave para la seguridad vial. La Guardia Civil ha decidido ayudarnos, ofreciendo algunos consejos de lo más útil para limitar la posibilidad y el efecto de los deslumbramientos:

1. Gafas de sol

Las gafas de sol son, sin lugar a dudas, uno de nuestros mayores aliados cuando hablamos de disminuir la posibilidad de deslumbramientos. Es imperante, eso sí, que los cristales sean de buena calidad y, a poder ser, que el tintado sea polarizado, ya que así nos aseguramos de que limitamos al máximo la posibilidad de reflejos molestos, ayudando además a disminuir la fatiga de los ojos.

2. Paradas de descanso

Conducir durante largos ratos con el sol de frente hace que la fatiga del sistema de visión aumente exponencialmente. De ahí que la Guardia Civil nos recomiende aumentar la frecuencia de las paradas de descanso, donde podremos hacer descansar la vista, limitando también la posibilidad de sufrir fatiga mental o dolor de cabeza.

3. Cristales limpios

Los cristales pueden empeorar la sensación de deslumbramientos si están sucios, algo que es más habitual de lo que debería. Así, mantenerlos limpios es fundamental para que la propia luna cumpla correctamente su cometido y no produzcan reflejos parásitos debido a la suciedad. Te recomendamos que limpies tus cristales regularmente, con una solución de agua y jabón o bien con un limpiacristales de spray, usando siempre una bayeta limpia para retirar los restos.

4. Parasol

El parasol del coche es un excelente aliado, pero sólo debes utilizarlo cuando el sol sea especialmente molesto e impida una correcta visión de la carretera. En el momento en el que el deslumbramiento disminuya deberás plegarlo en su sitio, ya que puede interferir en el campo de visión del conductor.