Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

PUEDES AYUDAR MÁS DE LO QUE PIENSAS

Los consejos de la DGT que pueden servirte para salvar vidas

Es importante tenerlos en cuenta en caso de accidente.

Publicidad

Los accidentes en carretera siguen siendo una realidad, ya sea por imprudencias, distracciones o factores completamente ajenos a nosotros. Sin embargo, existen una serie de pautas que, de seguirlas correctamente, pueden servirnos para salvar vidas. Es por ello que la DGT despliega los consejos que debemos tener en cuenta en caso de accidente para socorrer y facilitar la llegada de los servicios de emergencia.

Debemos saber que estos pasos son aplicables tanto si hemos padecido el accidente como si hemos estado involucrado en él, o si simplemente somos testigos. De lo contrario podemos entorpecer ya no solo a los vehículos de emergencia, sino también al resto del tráfico y causar un segundo accidente.

Así, el primer punto que debemos llevar a cabo es proteger y protegernos. Para ello, debemos aparcar nuestro coche lo mejor posible dentro de las medidas que ofrezca la carretera, ponernos el chaleco y señalizar el lugar del accidente con los triángulos de emergencia o, en su defecto, con la luz v-16.

Una vez que estamos a salvo y que hemos indicado el punto del accidente a los demás conductores, debemos llamar a los servicios de emergencia. Ya sean bomberos, policía o ambulancias, debemos indicar la situación y los hechos para que puedan llegar de la manera más rápida al lugar, algo que podemos facilitar también siguiendo los consejos que ya os expusimos sobre cómo actuar ante la llegada de los vehículos de emergencia.

Concretamente, debemos dar al operador el punto del accidente de la manera más exacta posible: kilómetro de la carretera, número de heridos, si hay hemorragias o están inconscientes, si hay peligro de que el vehículo se desprenda por un precipicio… Pero hay un último paso y que puede resultar más crucial si cabe.

Y es que socorrer puede ser vital, aunque debemos ser muy cautos a la hora de hacerlo, ya que de lo contrario podemos causar más heridas o empeorarlas. Debemos ayudarles dentro de la medida de lo posible, pero siempre sin desplazar al herido, quitarle el casco en caso de que sea un motorista o proporcionarles bebida o medicamentos sin la indicación o presencia de un sanitario.

Te puede interesar: Las normas esenciales que deben tener en cuenta los peatones para no causar un accidente

Publicidad