Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Evita posibles problemas en el futuro

El consejo para evitar dañar los neumáticos de tu coche durante el estado de alarma

Los neumáticos son una parte fundamental de nuestro coche, por lo que conviene cuidarlos incluso cuando no utilizamos el coche, algo que ocurre ahora, durante el estado de alarma

Publicidad

El estado de alarma sigue vigente en nuestro país: se cumplen ya casi 6 semanas de confinamiento, lo que ha provocado un brusco descenso en el uso de vehículos. De hecho, cientos de miles de vehículos se acumulan en nuestras calles y garajes sin haber sido ni siquiera arrancados en el último mes y medio. Ésto puede suponer un problema para elementos como los neumáticos. ¿Por qué?

Los neumáticos son una parte fundamental de nuestro coche, siendo las únicas piezas que unen al vehículo con el suelo, los encargados de permitir que el coche gire y obtenga adherencia suficiente para avanzar. Por eso, conviene cuidarlos cuando sea posible, unos cuidados que se extienden también a los periodos en los que el vehículo no se mueve, como puede ser el estado de alarma.

¿Un neumático puede llegar a deformarse? Sí, sin problema, se trata de un fenómeno que se hace más patente cuanto más pesa el coche, de forma que los neumáticos pueden dañarse -a veces de manera irremediable- si no giran. ¿Se puede prevenir este problema? Es bastante sencillo. Si no vamos a utilizar el coche y, por tanto, los neumáticos no van a girar y va a ser siempre la misma parte la que va a soportar el peso del coche, deberemos "sobreinflar" los neumáticos.

Algo tan sencillo como mantener la presión del neumático algo por encima de lo normal será suficiente para que la rueda no sufra los efectos del peso del coche, una acción que podemos llevar a cabo en cualquier momento. ¿Cuánto tengo que hinchar las ruedas? Nuestra recomendación es que infles los neumáticos a la presión recomendada por el fabricante y, además, añadas 0.5 bares de presión adicional siempre y cuando no vayas a circular con el vehículo. Con la presión añadida contrarrestarás el efecto del peso, de manera que podrás aparcar tu coche durante un largo periodo de tiempo sin que la estructura del neumático sufra.

Publicidad