Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Repasamos los tres tipos de dirección asistida que hay y sus principales diferencias

¿Conoces qué tipos de dirección asistida existen? ¿Y su mantenimiento?

La dirección es una de las partes más importantes del vehículo y su correcto funcionamiento es vital para que el automóvil no presente un problema grave.

Dirección asistida

Pixabay Dirección asistida

Publicidad

Si eres joven, seguramente no recuerdes cuando girar el volante de los vehículos era una tarea complicada, especialmente a la hora de aparcar. Los más veteranos sabrán a qué me refiero. La dirección asistida se implantó hace ya unos cuantos años para hacer la vida más fácil de todos los conductores a la hora de girar el volante de los automóviles, asumido como algo fácil hoy en día, realizable con un simple movimiento. Pero, ¿sabemos cómo funciona la dirección asistida? ¿Qué tipos existen? ¿Cuál es el mantenimiento que requiere?

La dirección asistida es un sistema que reduce la fuerza que el conductor debe efectuar sobre el volante para hacer girar la dirección. Por lo tanto, su presencia mejora el confort y la seguridad del vehículo, ya que permite realizar movimientos más rápido y efectivos. Actualmente, existen tres tipos de dirección asistida: hidráulica, electrohidráulica y eléctrica.

-Dirección hidráulica: centra su funcionamiento en un sistema que se compone de una bomba conectada al motor mediante una correa de servicio. Esta endurece la dirección a medida que aumentamos la velocidad, es decir, tenemos que mover menos el volante ante cualquier giro inesperado.

-Dirección hidráulica: centra su funcionamiento en un sistema que se compone de una bomba conectada al motor mediante una correa de servicio. Esta endurece la dirección a medida que aumentamos la velocidad, es decir, tenemos que mover menos el volante ante cualquier giro inesperado.

-Dirección electrohidráulica: la bomba se mueve mediante un motor eléctrico que va conectado a la batería. Como punto a su favor, gasta menos gasolina que la eléctrica, ya que no depende del motor directamente y evita problemas mecánicos asociados al propulsor.

-Dirección eléctrica: es aquella que trabaja mediante un motor eléctrico situado en la columna de dirección. Solo se activa cuando es necesario, aportando confort y seguridad al conductor en cada kilómetro que hace con su vehículo.

Mantenimiento de la dirección asistida

A la hora de revisar y mantener un control continuo de la dirección de nuestro vehículo, con unos pequeños consejos, podremos estar pendiente de su funcionamiento. En primer lugar, es importante que el líquido de la dirección sea el correcto y evitar fugas. Además, es importante realizar el cambio de líquido cuando el fabricante lo indique.

Por otro lado, si al girar hasta el tope escuchamos un traqueteo, la cremallera de la dirección puede sufrir una avería. No obstante, ante cualquier ruido, vibración u holgura, es importante acudir al taller para revisarlo.

Publicidad