La ITV es una herramienta fundamental a la hora de garantizar al menos un mínimo de seguridad tanto técnica como administrativa de cara a la circulación de los millones de vehículos que cada día transitan por nuestras carreteras. De ahí que la DGT haya aumentado ostensiblemente el control sobre la vigencia de la ITV en los últimos meses, máxime tras el 'aviso' por parte de las estaciones de ITV acerca del creciente 'absentismo' a la hora de realizar los controles, especialmente los vehículos más antiguos y, por tanto, más proclives a fallar. Hace unas semanas la DGT lanzó una campaña de control de ITV los resultados obtenidos por dicha campaña, han hecho que la estrategia de control de la ITV cambie, incorporando 30 nuevos aliados para detectar a los infractores. VER VÍDEO.

Te puede interesar... Las ITV actualizan sus protocolos de inspección en 2020, ¿en qué nos afecta?

Las ITV anuncian la entrada en funcionamiento de nuevas normas y protocolos que mejorarán el servicio y la efectividad. Ya que se ha visto comprometida en los últimos años, pero esto ha cambiado gracias a la llegada de nuevas directrices europeas que poco a poco se han ido poniendo en funcionamiento.Y es que todos sabemos ya que algunos vehículos pueden ser analizados electrónicamente y, además, ningún vehículo puede superar la ITV sin estar vigente su póliza de seguros. Todos estos cambios se han ido introduciendo de forma progresiva, y será en mayo cuando se introduzca otra nueva mejora que, eso sí, no cambiará prácticamente en nada nuestra relación con la ITV, pero sí lo hará la relación entre los fabricantes de automóviles y las estaciones de inspección.