Avanzamos ya por la sexta semana de confinamiento en España, regulado por el estado de alarma que se activó a mediados del mes de marzo. Una de las consecuencias más visibles de esta situación es la drástica disminución de los desplazamientos por carretera, lo que a su vez ha repercutido en una clara disminución de la siniestralidad al producirse un número ostensiblemente más bajo de accidentes de tráfico.

Lo que parece una situación positiva pero sin ninguna repercusión adicional puede terminar convirtiéndose en una buena noticia para millones de conductores, que podrían ahorrarse un buen puñado de euros en la factura de su seguro de circulación. ¿Por qué? Básicamente porque la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, ampara a los más de 30 millones de conductores que tienen contratada una póliza de seguros para su coche. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Te puede interesar: ¿Qué pasa con el seguro del coche durante el Estado de Alarma?

El estado de alarma ha trastocado nuestros planes: la movilidad se ha restringido de manera patente, pero aún así es posible realizar algunos desplazamientos con nuestros vehículos, siempre que estén debidamente justificados. Es el caso de los desplazamientos al trabajo, de los viajes al hospital o de los movimientos para asistir a personas dependientes o menores.

Sin embargo, el resto de desplazamientos no son, de facto, legales: circular sin rumbo concreto se ha convertido en una actividad fuera de la ley durante éstos días, de manera que han surgido muchas dudas respecto a la cobertura de las pólizas de seguros en caso de accidente o siniestro durante los días que dure el estado de alarma en todo el territorio nacional. ¿Estoy cubierto por mi seguro?