Los radares son ya un elemento más de nuestras carreteras, y aunque su presencia se ha multiplicado, los conductores ya asumimos su presencia como algo normal...aunque las cifras facilitadas por los últimos estudios de multas no dicen lo mismo. Y es que en lo que llevamos de 2019 el número de infracciones ha crecido tanto que se ha batido un nuevo récord de multas.

Según los datos de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), la Dirección General de Tráfico ha formulado en las carreteras españolas 1.320.340 denuncias por exceso de velocidad entre el 1 de enero de 2019 y el 30 de junio de 2019, cifras que suponen un incremento del 12.4% respecto al mismo periodo de 2018. Según su presidente, la causa es clara: en 2019 están funcionando radares que hasta la fecha, pese a estar instalados, no estaban activos.

El número de multas emitidas por radares es tan alto que, haciendo un simple cálculo, el resultado es que cada aproximadamente 10 segundos un radar detecta una infracción de velocidad, todos los días, las 24 horas al día. Según el informe de Automovilistas Europeos Asociados, las comunidades con los radares más "activos" son Andalucía, con más de 300.000 denuncias, y la Comunidad Valenciana, con algo más de 170.000 denuncias.

Por contra, La Rioja (9.220), Cantabria (13.935) y Navarra (15.826) se sitúan como las comunidades donde los radares han formulado menor número de denuncias. Recordemos que los radares suponen una inagotable fuente de ingresos para la Administración. Por otro lado, la DGT ya ha admitido que antes de que termine el añose activarán cerca de 50 nuevos radares que estaban almacenados en sus instalaciones.