La circulación por vías rápidas sigue siendo, aún a día de hoy, una asignatura pendiente por parte de los conductores españoles. Nuestro día a día en la carretera no suele transcurrir por este tipo de vías, y el uso de las mismas no es lo suficientemente común para algunos conductores. Si a ello le sumamos la 'cabezonería' de algunos usuarios, el cóctel es ya explosivo.

No es ya una novedad: la Guardia Civil y la DGT pidiendo a los conductores prudencia a la hora de utilizar los carriles de las autopistas y autovías, y 'suplicando' que muchos conductores abandonen de una vez por todas el carril izquierdo para circular por el carril más a la derecha posible, aquellos carriles verdaderamente indicados para circular. VER VÍDEO.