Centímetros Cúbicos » Noticias

El método más seguro para evitar accidentes en vías rápidas

Conducción encarrilada: el método de la DGT para evitar riesgos por culpa del carril central

La conducción en vías rápidas puede resultar aparentemente más sencilla, pero debemos tener claro por dónde circular para evitar accidentes y situaciones de riesgo.

Publicidad

Las situaciones de riesgo en carretera han sido, desde siempre, uno de los objetivos a evitar por parte de la DGT. Su empeño en evitar situaciones peligrosas innecesarias se ve reflejado en el trabajo diario de miles de agentes de tráfico, aunque en ocasiones la terquedad de los conductores hace que el esfuerzo de todos no se vea reflejado en las carreteras.

Seguro que circulando por vías rápidas como autopistas o autovías te has encontrado con conductores que, sin motivo aparente, circulan por el carril central o por el carril izquierdo. Lo hacen de manera solitaria, sin una necesidad 'real' como la de realizar un adelantamiento. Esta situación, en realidad, supone un escenario de peligro que la DGT quiere evitar a toda costa. Es por ello que la DGT apuesta por la 'conducción encarrilada'.

 

Te puede interesar: Conducir por el carril central es más peligroso de lo que crees: el riesgo que no todo el mundo conoce

La circulación por vías rápidas sigue siendo, aún a día de hoy, una asignatura pendiente por parte de los conductores españoles. Nuestro día a día en la carretera no suele transcurrir por este tipo de vías, y el uso de las mismas no es lo suficientemente común para algunos conductores. Si a ello le sumamos la 'cabezonería' de algunos usuarios, el cóctel es ya explosivo.

No es ya una novedad: la Guardia Civil y la DGT pidiendo a los conductores prudencia a la hora de utilizar los carriles de las autopistas y autovías, y 'suplicando' que muchos conductores abandonen de una vez por todas el carril izquierdo para circular por el carril más a la derecha posible, aquellos carriles verdaderamente indicados para circular.

Publicidad