Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

EL MARCO LEGAL SUPONE TODO UN DESAFÍO

Conducción autónoma: ¿en qué consiste realmente?

Esta semana os mostramos los niveles en los que se encuentra la conducción autónoma en la actualidad.

Publicidad

Esta semana en Centímetros Cúbicos hemos querido analizar la conducción autónoma. ¿Cuál es el desarrollo actual? ¿en que punto nos encontramos y cuánto camino queda por recorrer para alcanzarlo?

¿Cuántos de nosotros creíamos que en año 2000 los coches serían voladores y se conducirían solos? Estamos en 2022 y lo único que ha volado es el tiempo. A día de hoy, seguimos circulando pegados al asfalto y al volante. Aunque cada vez son más los coches que incluyen sistemas que automatizan algunas funciones de la conducción. ¿Esto es conducción autónoma? ¿En qué consiste realmente?

Por definición, un vehículo completamente autónomo es aquel que puede guiarse por sí mismo, incluso por vías que no han sido diseñadas a tal efecto, hasta un destino definido. Todo esto sin que ningún humano intervenga. Ahora bien, entre el todo y la nada hay puntos medios o distintos niveles, como en este caso. Concretamente, ya existen seis niveles definidos para clasificar la conducción autónoma.

  • Nivel 0: Aquí, el conductor realiza todas las tareas que enengloba la conducción. No hay asistentes de ningún tipo.
  • Nivel 1: Se encuentran los vehículos con asistente de cambio de carril o asistente de alcance frontal. Nunca los dos a la vez.
  • Nivel 2: Ahora sí, los vehículos que cuentan con asistentes de control lateral y longitudinal al mismo tiempo. Como el asistente de mantenimiento en el carril y el control de crucero adaptativo. El conductor sigue siendo responsable y debe supervisar que los sistemas funcionen correctamente, ya que no están preparados para responder solos ante imprevistos.

Hasta aquí hemos llegado hoy en día. Para pasar al siguiente nivel es necesario un cambio legislativo en profundidad. Más allá de este nivel 2, el conductor no es responsable directo de la conducción. Lo que deja muchos interrogantes sin respuesta. En caso de accidente, ¿de quién es la culpa? ¿del coche? ¿del fabricante? ¿de los ocupantes…?

  • Nivel 3: Es el punto de inflexión, porque el vehículo está capacitado para hacer todas las tareas que engloba la conducción. El conductor debe permanecer alerta e intervenir si el sistema lo requiere, en situaciones puntuales. Oficialmente, solo el Honda Legend llega a este nivel en Japón, aunque hay más marcas con esta tecnología.
  • Nivel 4: A estas alturas, el vehículo está preparado para responder ante situaciones de peligro, pero su ámbito de acción es limitado. En caso de que el conductor no retome el control, el propio coche puede detenerse en una zona segura.
  • Nivel 5: La automatización de la conducción es total, el coche puede prescindir de conductor. El ámbito de funcionamiento comprende todas las condiciones y lugares por las que podría conducir un humano.

Alguno se preguntará: y todo esto, ¿para qué? La primera ventaja es, sin duda, la seguridad vial. Los errores humanos causan entre el 90 y el 95% de los accidentes. Pero a día de hoy, los humanos también evitamos muchos más accidentes que las máquinas. Otro punto fuerte es agilizar el tráfico. Con coches autónomos interconectados, el flujo de tráfico se regulará automáticamente. Pudiendo incluso prescindir de semáforos, cedas el paso, stops…

Y, esto, nos lleva a una reducción de emisiones al optimizar el ritmo de circulación. Además de evitar que pasemos una cantidad importante de horas a la semana en atascos. Por lo que mejora nuestra calidad de vida, al tener más tiempo libre y respirar un aire más limpio.

¿Desventajas? El nuevo marco legal supone todo un desafío por su complejidad. Por muy fiable que sea una máquina, nadie quiere hacerse responsable de sus actos: ni conductores, ni fabricantes, ni aseguradoras… Lo que puede resultar en que la conducción autónoma se limite a situaciones específicas. Se presentan años interesantes en el desarrollo de estas nuevas tecnologías que iremos probando poco a poco para analizarlas en profundidad. ¿Llegará el día en que “Bujías” pruebe un coche real?

Vuelve a ver todos los programas completos enAtresplayer

Publicidad