Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Cierran el segundo trimestre del año en negativo

Los concesionarios españoles siguen en números rojos

Las cifras del segundo trimestre de 2020 muestran una ligera mejoría con respecto a los tres meses anteriores, pero la rentabilidad de los concesionarios vuelve a ser negativa.

Concesionario de coches

ANFAC Concesionario de coches

Publicidad

Hasta el comienzo del estado de alarma y el confinamiento, los concesionarios españoles habían encadenado un periodo de 25 trimestres consecutivos con rentabilidad positiva, pero la llegada del virus cambió las tornas y provocó que el primer trimestre de 2020 cerrara con una rentabilidad negativa del 0,56%. Ahora han llegado los datos del segundo trimestre del año de Snap-on Business Solutions y, como era de esperar debido a la situación actual, siguen la misma tónica que los del trimestre anterior, si bien muestran un pequeño repunte y se quedan en una rentabilidad del -0,28%.

Esta cifra de rentabilidad negativa se explica porque la facturación total descendió un 39,1% con respecto al mismo periodo de 2019; tanto el área de Ventas, como el de Posventa registraron peores cifras que el segundo trimestre del año anterior, puesto que la rentabilidad de Ventas cayó hasta el -40,2% y el de Posventa se situó en un -30,9%. En Ventas, las operaciones de VO (Vehículo de Ocasión) fueron mejores que las de VN (Vehículo Nuevo) porque en este segundo trimestre se cubrió la demanda de coches de ocasión retenida durante el período de confinamiento. Además, se ha incrementado la búsqueda de coches de ocasión, especialmente ha aumentado la demanda de coches de segunda mano de menos de 2.000 euros, que se ha duplicado respecto a los primeros meses del año.

Si hablamos de la facturación, el área de Ventas aportó un 83% de la facturación total, un punto menos que en el primer trimestre del año. Por su parte, el área de Recambios aportó el 11% de la facturación, mientras que Taller supuso el 6% de la facturación. En términos de gastos generales, el resultado es positivo porque se ha gastado un 15,5% menos que en el mismo periodo de 2019.

De estos datos se desprende que la situación ha mejorado levemente, sobre todo en comparación con unos meses de abril y mayo pésimos. También, queda claro que la actividad en junio fue mejor de lo previsto en todas las áreas de negocio, aunque no sirvió para llegar al punto de equilibrio en las cuentas de los concesionarios, que siguen estando en números rojos. Ahora, hay que esperar a ver los números del trimestre que acabamos de cerrar para saber cómo sigue evolucionando el año 2020.

Publicidad