Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

EN CALLES Y CARRETERAS

¿Cómo saber si ese dispositivo con el que te has cruzado es un radar real?

En las calles y carreteras es posible cruzarse con diferentes dispositivos que generan dudas por su forma y ubicación.

Publicidad

Cuando circulas por la carretera, probablemente, te has cruzado con diferentes dispositivos ubicados en los laterales de la vía, en los pórticos que hay sobre ella o, incluso, en los semáforos de la ciudad. Llaman tu atención dentro de la infraestructura y despiertan tus sospechas: ¿será un cinemómetro? Así puedes detectar todos esos ‘radares falsos’.

Cámaras

Algunos pórticos, pasarelas o semáforos cuentan con una cámara cuya misión no es controlar los excesos de velocidad o detectar otras infracciones. Su objetivo pasa por medir el tráfico registrando el número de vehículos que pasan por un determinado punto kilométrico o ciudad. ¿Cómo diferenciarlas de un radar? Es sencillo: si es uno de estos dispositivos de vigilancia su ubicación figurará en la web de la Dirección General de Tráfico puesto que se tratan de cinemómetros fijos.

Células fotovoltaicas

Suelen estar ubicadas en las farolas de las ciudades y de las carreteras. En lo más alto hay una pequeña célula fotovoltaica que actúa como fuente de energía para que la iluminación continúe cuando no haya luz diurna suficiente.

Lectores de matrículas

Situados, normalmente, en los aparcamientos o en los peajes lo único que hacen es leer tu matrícula para registrar cuándo has entrado al estacionamiento o cuándo has pasado por la barrera… y esa información no sale de ahí.

Avisadores de velocidad

En la entrada de algunas localidades o zonas residenciales, a veces, nos encontramos con unos carteles luminosos y dinámicos que indican a qué velocidad circulas. Sin embargo, su función no es multar sino informar si tu ritmo está dentro de los límites… o por encima.

Estaciones meteorológicas

A veces, en los laterales de la carretera o sobre ella, hay unos pequeños dispositivos que pueden inducir a error. No son radares, se trata de estaciones meteorológicas y para identificarlas sólo hay que fijarse en una de sus características: igual que las farolas, están equipadas con paneles solares para captar la energía solar y tener la electricidad suficiente para funcionar.

Cabinas en los laterales

Son las que más sospechas levantan por su ubicación y su forma. Se trata de las cabinas situadas en los arcenes de la carretera cuya apariencia es idéntica a las que albergan diferentes tipos de radares. ¿Cómo diferenciar unas de otras? Las primeras no cuentan con el hueco necesario para colocar la cámara que controla la circulación, aunque es cierto que algunas sí lo tienen por, si en el futuro, sirven para alojar dispositivos de vigilancia. Como siempre, la mejor solución para evitar este tipo de sospechas es conducir cumpliendo con la normativa.

Publicidad