Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

¿En qué nos influye como propietarios de un vehículo?

¿Cómo funcionan las bajas de oficio que la DGT va a utilizar a partir de ahora?

La DGT pretende revolucionar la legislación actual con la llegada de nuevas bajas temporales que mejorarán la transparencia y el control del parque automovilístico

Publicidad

Actualmente son millones y millones de vehículos los que cada día circulan por las carreteras de nuestro país. Para ello, deben cumplir ciertas normas y acogerse a ciertos parámetros que los hace legales para circular de manera segura por nuestro territorio. Sin embargo, también es cierto que hay millones de vehículos que, pese a encontrarse completamente descuidados, siguen en situación de alta.

Para que un vehículo sea legal en nuestro país y, además, pueda circular, debe contar con la ITV en vigor y estar cubierto por una póliza de seguros. Si alguno de estos dos supuestos no se cumple, el vehículo debe dejar de rodar por vía pública de manera inmediata. Esa es la teoría, la realidad nos dice otra cosa: son muchos los vehículos que llevan años y años sin acudir a una ITV bien por dejadez, porque están abandonados en un garaje perdido o bien porque están siendo restaurados de manera concienzuda durante un largo periodo de tiempo. Es precisamente aquí donde la DGT entra en acción.

Así son las nuevas bajas de oficio de la DGT

Desde la Dirección General de Tráfico se ha impulsado una renovación del Reglamento General de Vehículos que dotará a la DGT de ciertas herramientas para poder contar con un mejor control del parque automovilístico español. Una de esas nuevas herramientas son las bajas de oficio, un concepto que hasta ahora no existía en nuestro país pero que la DGT puede utilizar para mejorar la transparencia administrativa y la seguridad del parque.

Las bajas de oficio serán bajas tramitadas por la propia DGT sin que el propietario del vehículo intervenga en absoluto. Se trata de una herramienta que pretende "despejar" las carreteras -y los ficheros- de vehículos que en realidad llevan años (muchos años) sin circular o incluso destruidos, así como vehículos que se utilizan de manera fraudulenta o sin arreglo a la ley, como el típico vehículo sin ITV ni seguro que se utiliza para "ir al sembrado" o para ir de calle en calle de un mismo pueblo o población.

¿Cómo funcionan las nuevas bajas de oficio de la DGT?

Éstas bajas tienen un funcionamiento muy sencillo. La DGT rastreará sus ficheros y comenzará el proceso de baja de oficio en aquellos vehículos que lleven al menos 10 años sin presentarse a una ITV y sin contratar un seguro de responsabilidad civil. Por supuesto, los propietarios del vehículo serán convenientemente informados, pudiendo detener o incluso revertir el proceso en caso de que demuestren que el vehículo sigue en condiciones de circulación.

Para ello, como es lógico, tendrán que acudir a una ITV y contratar un seguro, de manera que la DGT tenga constancia de que el vehículo asociado a un número de chasis en concreto sigue en funcionamiento.

Publicidad