Centímetros Cúbicos » Noticias

EMBRAGAR Y DESEMBRAGAR correctamente TIENE SU 'CIENCIA'

El secreto para conservar el embrague intacto durante toda la vida de tu coche

La diferencia de manejarlo de forma adecuada o incorrecta puede hacer que tengamos que cambiarlo antes, incluso, de los 50.000 kilómetros.

Publicidad

La duración de un embrague va a depender principalmente de si lo usamos correctamente o no. La diferencia de manejarlo de forma adecuada o incorrecta puede hacer que tengamos que cambiarlo antes, incluso, de los 50.000 kilómetros. Es por ello que te damos ciertas pautas que puedes seguir para que este no se estropee.

Uno de los errores que cometemos con más frecuencia es desembragar mal. La forma correcta es pisar el pedal hasta el final del recorrido. Esto asegurará que se desacomplen correctamente los mecanismos del eje. Si solo pisamos el pedal hasta el medio, estaremos haciendo rozar los mecanismo. Pero este no es el único error que cometemos y que acorta drásticamente la vida del este elemento. VER VIDEO.

Te puede interesar: Cosas que haces al revés al conducir: primero ¿freno o embrague? ¿ambos?

Aunque el sentido común y nuestra formación vial parecen suficientes herramientas para saber cómo realizar una frenada de emergencia, son muchos los conductores que aún dudan de cómo reaccionar ante una frenada de emergencia o frenada imprevista, especialmente cuando se trata de un coche provisto de caja de cambios manual que nos obliga a gestionar un tercer pedal, el embrague.

Lo primero que debemos tener en cuenta ante una frenada de emergencia es que tal y como indica su nombre, estamos ante una situación de peligro que requiere de una frenada total en la menor distancia posible, de ahí que sea tan importante ejecutar la maniobra lo más rápido posible y de la forma correcta.

Tengamos un coche con ABS o sin él, a la hora de realizar una frenada de emergencia siempre buscaremos actuar sobre los pedales de embrague y freno al mismo tiempo, aunque sí que buscaremos una fórmula distinta en el caso del pedal de freno dependiendo de si tenemos instalado ABS o no.

El objetivo de pisar el pedal de embrague nos permite evitar que el motor se cale, que en las fases de detención total genere vibraciones al intentar calarse y desactive el servofreno, que en caso de necesitar realizar una maniobra evasiva tras la frenada sigamos pudieno hacerla y que al pisar ambos pedales somos capaces de generar mayor fuerza que si solo lo hacemos sobre uno.

Es decir, siempre procuraremos pisar los pedales de embrague y freno al mismo tiempo en caso de frenada de emergencia, sólo se recomienda no actuar sobre el embrague cuando en detenciones de menor intensidad queremos beneficiarnos de la retención que ofrece el freno motor.

Publicidad