Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

DOS NORMAS ESPECÍFICAS

Cómo circular por un carril adicional para evitar una sorpresa de 200 euros

Se habilitan para evitar atascos y agilizar las congestiones de tráfico, pero para moverse por ellos hay que respetar unas normas concretas.

Publicidad

Conducir con las luces de cruce o DRL durante el día es aconsejable, pero no obligatorio. Por eso, llama la atención la multa que se ha viralizado en las últimas horas: un conductor ha sido sancionado por circular, de día, sin luces. No se trata de un error de los agentes, sino del propio usuario: se movía por un carril adicional. ¿Cómo debemos circular por ellos?

Vamos con los hechos. El usuario que ha recibido la multa conducía de día sin las luces encendidas y, a pesar de ello, recibió una sanción por el siguiente motivo: “Circular por un carril adicional de circulación balizado sin llevar encendido el alumbrado de cruce”. Y en la razón encontramos el motivo: las normas propias establecidas para los carriles adicionales.

Operación salida
Operación salida | Internet

Antes de llegar hasta ellas es necesario recordar qué es un carril adicional o reversible: son aquellos habilitados en el sentido contrario al habitual. Están separados del resto de zonas de la vía con una hilera de conos y su misión principal es evitar los atascos. Por lo tanto, es habitual verlos e, incluso, circular por ellos cuando se produce una Operación Salida o Retorno ya que, de esta manera, se favorece la circulación.

Eso sí, no todos los vehículos pueden utilizar los carriles adicionales. Si se ha habilitado en sentido contrario a la marcha sólo podrán acceder los turismos sin remolque y las motocicletas. Si, por el contrario, se ha dibujado en una carretera convencional, cualquier coche podrá usarlo. En cualquiera de los dos escenarios tendremos que tener en cuenta las dos normas que rigen la circulación en los carriles adicionales.

Salida de Madrid durante la segunda operación especial de la DGT del verano.
Salida de Madrid durante la segunda operación especial de la DGT del verano. | EFE

Velocidad y luces

Cuando se habilita un carril adicional o reversible, normalmente hay una serie de señales de tráfico que así lo indican. Y entre ellas se encuentran las que nos informan sobre la velocidad a la que podemos circular: tanto si está anunciado como si no, el límite máximo en esta zona de la vía será de 80 km/h. De igual manera, existe una velocidad mínima a la que debemos movernos: 60 km/h. No obstante, estas cifras pueden variar dependiendo de las condiciones del escenario en cuestión.

Y, por último, debemos tener en cuenta que todos los carriles adicionales tenemos que circular con las luces cortas puestas independientemente de la hora que sea. De esta forma los vehículos se harán más visibles en unas circunstancias especiales puesto que se ha demostrado que aquellos coches que luces encendidas (las de cruce o DRL) son reconocidos mucho antes, incluso con las mejores condiciones de visibilidad.

En numerosas ocasiones la DGT ha recomendado que es aconsejable circular con las luces durante el día y ha recordado cuándo son obligatorias: de noche, en túneles, carriles reversibles, adicionales, en los habilitados para circular en sentido contrario y de día siempre que haya niebla, abundante lluvia, nieve, polvo o humo.

Publicidad