Cuando nuestro vehículo necesita una reparación lo llevamos al y luego tenemos que enfrentarnos a la temerosa factura, pero, para algunas cosas más prescindibles, como los y las pequeñas abolladuras, no es necesario pasar por caja. En este vídeo os mostramos cómo arreglar esos pequeños golpes en la de nuestro coche y mantenerlo en buenas condiciones de una manera sencilla y barata. Sólo necesitas un poco de agua fría y caliente. ¡Toma nota! En Centímetros Cúbicos: , , , ,