Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

CONSEJOS DE MAPFRE

¿Cómo arrancar el coche a la primera cuando hace (mucho) frío?

Si el coche no entra en calor antes de iniciar la marcha, su desgaste se puede acelerar acortando su vida útil.

Publicidad

Con la llegada de los meses más fríos, la parte mecánica de los coches sufre en exceso. Un proceso que se agudiza más todavía cuando el termómetro está en negativo: en ese momento ponerse en marcha es una misión que, a veces, puede antojarse prácticamente imposible. Una escena que se puede vivir tanto con los coches que duermen en la calle como con los que lo hacen en el garaje: ¿cómo arrancar el coche a la primera cuando hace (mucho) frío?

Activar el coche sin problemas, suavemente y sin forzar la parte mecánica puede parecer una utopía en las mañanas de invierno. Las bajas temperaturas provocan un aumento de los elementos cuyo funcionamiento se ve afectado por el frío y si no dejamos que el vehículo entre el calor antes de iniciar el trayecto, su desgaste se acelerará acortando, así, su vida útil.

3 trucos para arrancar a la primera a pesar del frío

¿Qué se puede hacer para que arranque sin problemas a pesar de las bajas temperaturas invernales? Mapfre desvela tres trucos para poner el vehículo en marcha correctamente el después de una noche de frío:

1. Calentar la batería

Cuando el coche o la batería acumulan un buen número de años, un truco que suele funcionar consiste en colocar un trapo caliente sobre ella. Eso sí, recuerda que el paño no debe estar mojado.

2. Accionar el contacto varias veces

Este consejo funciona cuando tu coche cuenta con un motor diésel: con este gesto le estás dando tiempo a que entre en calor y los calentadores llevarán a cabo su función correctamente. Si, por el contrario, tu vehículo está impulsado por un bloque de gasolina arrancarán a la primera, pero es aconsejable darle unos minutos antes de empezar a circular.

3. Conducir al ralentí

Al iniciar el trayecto es aconsejable, durante los primeros metros, conducir al ralentí con el objetivo de que todas las piezas y líquidos adquieran cierta temperatura para funcionar correctamente.

Publicidad