Los ciclistas y los vehículos a motor llevan décadas conviviendo en el mismo espacio: las carreteras. Se trata de una situación que ya hemos normalizado, pero que no por ello deja de ser complicada y peligrosa. Al fin y al cabo, estamos comparando un elemento sin ningún tipo de protección más allá del casco que llevan los propios ciclistas, que rara vez supera los 50 km/h y que pesa un puñado de kg, con una máquina con un peso superior a la tonelada, capaz de superar los 100 km/h con suma facilidad.

Adelantar a un ciclista o a un grupo de ciclistas no es una tarea complicada si sabes como llevar a cabo la maniobra. La DGT es consciente del riesgo que ello conlleva, por lo que nos ha recordado, a través de Twitter, los 4 puntos clave para que un adelantamiento a ciclistas sea una maniobra fácil, segura y con la que no pongamos en riesgo ni siquiera los puntos de nuestro carnet. VER VÍDEO.

Te puede interesar... Tráfico lanza un recordatorio: los ciclistas tienen la razón cuando circulan así

Los ciclistas llevan utilizando décadas las carreteras de nuestro país para desplazarse de un lugar a otro. Durante todos estos años han tenido que adaptarse a las circunstancias de cada momento, una adaptación que también han tenido que llevar a cabo los conductores de vehículos a motor. Los ciclistas cada vez son más numerosos y, como elemento vial, también están sujetos a ciertas regulaciones.

Hay algunas normas de circulación relativas a los ciclistas siguen siendo "desconocidas" por la mayoría de conductores, un hecho que puede provocar situaciones de peligro que la DGT quiere evitar. Es por ello que Tráfico ha lanzado un recordatorio para que los conductores sean conscientes de que pueden estar poniendo en riesgo la integridad de los ciclistas de manera completamente innecesaria.