Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Una situación que requiere de mucha precaución

¿Cómo actuar ante esta intersección? La DGT admite que no existe una norma

¿Cómo debemos actuar en caso de encontrarnos ante una intersección concreta mientras estamos conduciendo? La DGT apela a la responsabilidad y la cortesía pero, ¿es suficiente?

Publicidad

Las intersecciones son un elemento más de nuestro día a día como conductores: por definición, se trata del punto en el que coinciden varias vías que transcurren en diferentes direcciones y sentidos. Las intersecciones suelen estar reguladas por semáforos o bien se sustituyen por rotondas, pero aún existen muchas intersecciones en nuestro país que no están reguladas por ningún elemento activo, sino que simplemente están señalizadas.

Es precisamente ese el caso que nos ocupa, ya que hace referencia a un tipo de intersecciones muy concreto: hablamos de un cruce entre dos vías perpendiculares pavimentadas y de la misma importancia reguladas por señales de STOP en ambos sentidos, a la que llegan dos turismos de manera que ambos quieren girar a su izquierda, dejando por tanto a su derecha al otro vehículo. Sería algo que, de manera ilustrada, se representaría tal que así:

Intersección DGT
Intersección DGT | DGT

La DGT lo reconoce: no hay norma para ese tipo de intersecciones

Parece una situación muy concreta, muy rebuscada, pero la realidad es que es una situación que se da día tras día en nuestras carreteras. En este caso, la Dirección General de Tráfico reconoce que no existe una regulación concreta recogida en el Reglamento General de Circulación, de manera que no existe una norma que nos permita saber cómo debemos actuar en ese momento.

La DGT lo sabe y es consciente de ello, apelando en esta situación a la responsabilidad y la cortesía de los conductores implicados, aunque si hacemos un análisis más detallado encontraremos algunas respuestas a posibles situaciones:

  • Si uno de los dos conductores inicia la marcha más rápido, obtiene la preferencia sobre el otro conductor.
  • Si no es posible determinar quién ha llegado antes o quién es más rápido arrancando, se apela al contacto con el otro conductor, de manera que entre los dos se pongan de acuerdo para concretar quién de los dos inicia la marcha antes.

Publicidad