Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

CAMPAÑA EN SUS REDES SOCIALES

Desde una colisión por alcance hasta obstaculizar a los servicios de emergencia: las razones por las que la DGT nos alerta sobre el ‘Efecto mirón’

Las distracciones al volante son la causa de uno de cada tres siniestros mortales y girar la cabeza para curiosear es una de ellas

Publicidad

Muchas veces lo hacemos sin querer. Un gesto tan habitual que muchos conductores no son conscientes de ello. Un movimiento que no parece peligroso, pero entraña un elevado riesgo. Y es que las distracciones al volante son la causa de uno de cada tres siniestros mortales: girar la cabeza para curiosear cualquier incidente que ha tenido lugar en la carretera puede dar lugar a nuevos siniestros. Razón por la que la DGT nos alerta sobre el ‘Efecto mirón’.

El ‘Efecto mirón’ tiene lugar cuando estamos conduciendo y en el entorno hay algo que llama nuestra atención. Normalmente la causa de esta distracción suele ser un accidente porque nos lleva a desviar la mirada de la carretera para ver qué ha ocurrido. Sí, sólo son unos segundos, pero es tiempo suficiente para dar pie a una colisión por alcance: las más frecuentes en una situación como esta.

Accidente de tráfico
Accidente de tráfico | PXFUEL

Un obstáculo para los servicios de emergencia

Un nuevo accidente no es la única consecuencia que puede provocar el ‘Efecto mirón’. Cuando un conductor se encuentra en este escenario, habitualmente reduce la velocidad para mirar: una rebaja en el ritmo que suele ser excesiva y que, por lo tanto, puede crear retenciones… incluso en el sentido contrario al del accidente. Si ralentizamos el tráfico estaremos obstaculizando el paso a los servicios de emergencia, que no podrán llegar al lugar rápidamente.

A estas secuelas tenemos que añadir dos más. La primera hace referencia al daño físico que el conductor puede sufrir en una de las colisiones por alcance de las que os hablábamos hace un momento: al girar el cuello o forzar la postura para mirar por la ventanilla las consecuencias puede ser muy serias. La segunda tiene que ver con el bolsillo de quien está al volante. Las distracciones en carretera están sancionadas con multas que pueden llegar a ser de 200 euros.

La Dirección General de Tráfico no sólo ha puesto especial énfasis en las consecuencias que tiene el ‘Efecto mirón’, también ha proporcionado algunos consejos que debemos seguir cuando nos encontremos con un accidente o con una retención provocada por la curiosidad de otros conductores: mantener y respetar la distancia de seguridad respecto al vehículo que va delante, adecuar la velocidad a las circunstancias de la vía y mantener una constante atención a lo que ocurre en la calzada por si tenemos que llevar a cabo una maniobra improvisada como, por ejemplo, un frenazo repentino.

Publicidad