En nuestro país cada año cambian de manos más de un millón de coches usados, un trámite que siempre entraña unos riesgos para el comprador, sobre todo si se trata de un coche con unos cuantos años a sus espaldas. Sin embargo, siempre se pueden minimizar los riesgos siguiendo algunos consejos.

Algunos de los aspectos a tener en cuenta antes de comprar un coche usado es el propietario anterior, si era un particular o profesional, lo que afectará al periodo de garantía. Revisar elementos básicos como neumáticos, frenos o el interior del vehículo es aconsejable para ver el estado completo en el que se encuentra el coche en el momento de la entrega. Así como tener la ocasión de conducirlo antes de finalizar el trámite, para comprobar, a parte de su funcionamiento, elementos como el estado del volante.

La documentación como los papeles de la ITV o el permiso de circulación también sería conveniente comprobar si están en orden. Del mismo modo que es importante saber negociar el precio del vehículo en función de las necesidades, los gustos y el estado en el que se encuentre.

En el VÍDEO tienes detallados los cuatro puntos clave que la OCU nos facilita para acertar en la compra de nuestro coche usado.