Desde que la Dirección General de Tráfico (DGT) dio a conocer su clasificación de los coches mediante las cuatro pegatinas (Cero, Eco, C y B), se han ido encontrando algunas fisuras que permiten a determinados modelos lucir etiquetados que parecen contradictorios si tenemos en cuenta sus características. Es el caso de los diésel que entran dentro del apartado Eco: ¿cómo lo logran? Con la tecnología mild-hybrid y estos cinco vehículos son un buen ejemplo de ello.

La microhibridación no es la tecnología híbrida que todos conocemos. Los coches que cuentan con este sistema tienen una batería que da apoyo al motor de combustión a la hora de arrancar o de mantener velocidades de crucero para que éste apenas haga esfuerzo. Evidentemente los niveles de consumo y de emisiones son más bajos y, por tanto, lucen la pegatina Eco y se benefician de todas las ventajas de la misma. Es el caso de los siguientes modelos:

Kia Sportage

El SUV coreano cuenta con dos opciones microhíbridas basadas en el motor 1.6 CRDI. La primera de ellas tiene 116 CV, va a asociada a una caja de cambios manual de seis velocidades y tiene tracción delantera. La segunda, sin embargo, sube el listón hasta los 136 CV.

Kia Sportage | KIA

Hyundai Tucson

La oferta del Tucson es la misma que la del Sportage, no en vano pertenecen al mismo grupo. Las dos posibilidades diésel del Tucson llevan la etiqueta Eco porque recurren a la misma fórmula: la microhibridación.

Como en el caso anterior una de las opciones parte del motor 1.6 CRDi con 136 CV, transmisión automática y tracción delantera. La segunda recurre al 2.0 CRDi 4X4 de 185 CV con transmisión automática tracción total.

Hyundai Tucson | Hyundai

Ford Kuga

El SUV norteamericano también cuenta en su gama con un diésel que entra dentro de la clasificación Eco de la DGT. Se trata del Ford Kuga MHEV con el motor 2.0 EcoBlue de 150 CV, que, igual que los modelos anteriores, lo logra gracias al sistema de hibridación ligera que incorpora.

Ford Kuga | Ford

Range Rover Evoque

En un nivel más premium nos encontramos con el Range Rover Evoque que añadido la versión mild-hybrid a sus tres opciones disponibles: D150, D180 y D240. Todos ellos arrancan en el mismo punto de partida: un motor de cuatro cilindros y 2.0 litros con tracción integral.

Range Rover Evoque | Range Rover

Audi A6

Cerramos la lista con el único modelo que no está dentro del segmento de los SUV: el Audi A6. Lo cierto es que en la casa alemana le han cogido el gusto a la microhibridación y se la han aplicado a varios modelos más como el A7, A8, Q7 y Q8. Sin embargo, el primer modelo que fue equipado con esta tecnología fue el A6. Y es que toda su oferta de motores diésel cuenta con microhibridación… incluyendo la opción más prestacional:

· 35 TDI S-tronic (163 CV)

· 40 TDI S-tronic (204 CV)

· 45 TDI Quattro Tiptronic (231 CV y tracción integral)

· 50 TDI Quattro Tiptronic (286 CV y tracción integral)

· Audi S6: V6 TDI con 350 CV y 750 Nm.