La ITV se encarga de garantizar que todos los vehículos -o la mayor proporción posible- que circulan por nuestro país lo hagan bajo unas condiciones técnicas de seguridad óptimas. El procedimiento es sencillo, aunque no siempre es "agradable" para el vehículo. Por eso, en ocasiones se dan situaciones "tensas" que pueden desembocar en una avería del vehículo, incluso, en la propia estación de ITV.

Ponte en situación, llegas a realizar la inspección técnica periódica con tu coche y, en medio del examen tu coche se avería: comienza un largo proceso que puede traerte algún que otro disgusto. Lo primero que debes hacer es cerciorarte de que la avería se ha producido en la estación. Luego llega lo más difícil: tendrás que demostrar que tu vehículo estaba en perfecto estado hasta el mismo momento de la avería, siendo esta consecuencia de una mala gestión por parte de los operarios de la ITV. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Te puede interesar: Las ITV exigen que no se pueda renovar el seguro si no se ha pasado la inspección

La Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV) ha solicitado la prohibición de la renovación del seguro en caso de que el automóvil no haya pasado la ITV.

Según la asociación, esta es una de las medidas que AECA-ITV ha puesto sobre la misma para luchar contra el absentismo de los conductores a la hora de pasar la inspección técnica de sus vehículos, que llega al 20%. Este dato es más preocupante en otros tipos de vehículos, pues se eleva hasta el 40% en furgonetas, el 43% en motocicletas y el 58% en ciclomotores.