Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

¿Cómo actuar si nuestro coche se queda sin combustible en marcha?

Mi coche se ha quedado sin gasolina: ¿cómo debo actuar?

¿Cómo debo actuar si mi coche se queda sin carburante en marcha? ¿Puedo llamar a la grúa?

Publicidad

A todos nos puede pasar, sobre todo en fechas tan señaladas como éstas, en las que los recados y compromisos se multiplican y, por tanto, la necesidad de utilizar nuestro coche. No obstante, quedarse sin combustible en nuestro coche es un despiste muy grave que conviene evitar en la medida de lo posible, ya que puede traernos consecuencias muy variadas y nada positivas. VER VÍDEO.

Recuerda que quedarse sin gasolina es motivo de sanción: al quedarse sin combustible en marcha, nuestro coche deja de ser controlable al 100% y, por lo tanto, estamos poniendo en riesgo tanto nuestra integridad como la del resto de usuarios de la vía. Pero de eso ya nos ocuparemos en caso de que las autoridades hagan acto de presencia. ¿Cómo debo actuar desde el mismo momento en el que mi coche se apaga por falta de carburante?

Lo primero que debemos hacer es intentar apartarnos del tráfico en la medida de lo posible, deteniendo nuestro vehículo en el lugar más seguro y menos molesto posible. Tras ello, deberemos asegurarnos al 100% de que el motor de nuestro coche se ha parado a consecuencia de la falta de combustible, realizando una comprobación básica del nivel de carburante y una inspección visual del compartimento motor en busca de evidencias que indiquen una posible avería secundaria.

Tras ello, tenemos dos opciones: si nuestro coche se ha detenido en una zona en la que no molesta y nos posibilita acercarnos a una gasolinera cercana para adquirir carburante, podremos hacerlo siempre y cuando contemos con recipientes homologados para el traslado de combustibles líquidos -las suelen vender en las gasolineras- y podamos llegar hasta la estación de servicio sin poner en riesgo nuestra integridad.

Ésto significa que si nuestro coche se ha quedado tirado en el arcén central de la autopista, no debemos cruzar a pie la autopista para llegar a la gasolinera, por lo que toca llamar a la grúa. Si nuestro seguro no incluye asistencia en carretera, podremos avisar a la Guardia Civil, que rápidamente nos asistirá, aunque con casi total seguridad recibiremos también la sanción correspondiente.

Una vez hayamos rellenado aunque sea con un puñado de litros nuestro depósito, debemos tener cuidado y no forzar el arranque a base de girar la llave: en algunos vehículos se requiere un 'purgado' del circuito de combustible que, si no llevamos a cabo bien sea manual o automáticamente, puede desembocar en el agotamiento de la batería o en la avería del motor de arranque debido al esfuerzo extra que se le ha demandado.

Publicidad