Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

PODRÍAN DESAPARECER

Citroën C1 y Peugeot 108: su futuro pende de un hilo

PSA se está planteando eliminarlos de su gama debido a varias causas, aunque ha dejado una puerta entreabierta a un futuro eléctrico.

Citroën C1

Citroën Citroën C1

Publicidad

El futuro del Peugeot 108 y del Citroën C1 pende de un hilo ya que PSA está sopesando escribir el punto final a la historia de dos de sus urbanos. Echando un vistazo a la situación del mercado y al rumbo que ha adoptado el mismo, se han percatado de que, tal y como están concebidos, no tienen cabida… y por ahora no tendrán relevo.

Aunque PSA no se ha pronunciado al respecto ni para confirmar ni para desmentir el rumor, según Reuters, el grupo francés se habría planteado seriamente sacarlos de su gama. Son varias las razones que les han llevado hasta esta situación. En primer lugar deben examinar si cumplen con los requisitos de los clientes y, sobre todo, si cumplen con los límites de emisiones impuestos por Europa.

Peugeot 108
Peugeot 108 | Peugeot

En segundo lugar aparece Toyota: PSA y la marca japonesa rompieron su asociación y los primeros vendieron su participación en la fábrica TPCA de República Checa. O lo que es lo mismo: los franceses ya no tienen cuota de propiedad en unas líneas de producción que, desde 2002, dan forma al Peugeot 108, al Citroën C1 y al Toyota Aygo.

Y en tercer lugar nos encontramos con la alianza que mantienen con FCA. Los italianos tienen una dilatada experiencia en el desarrollo de vehículos urbanos y, además, acaba de lanzar la versión eléctrica del Fiat 500 basada en una nueva plataforma que hay que amortizar para que sea rentable. Probablemente ninguno quiera tener al enemigo durmiendo en su propia casa.

El Fiat 500: la esperanza

No obstante, el urbano italiano podría suponer un rayo de esperanza para el 108 y el C1. Cuando uno de los responsables de PSA cuestionó la viabilidad de su futuro dejó una puerta entreabierta: no descartó la posibilidad de que llegasen sus versiones eléctricas, aunque para ello las baterías tendrían que bajar su precio considerablemente. Si esto no ocurre, el precio de venta sería tan alto que el proyecto estaría abocado al fracaso antes de arrancarlo.

Publicidad