Centímetros Cúbicos » Noticias

Una berlina con un estilo diferente

Del Citroën GS a los nuevos C4 y ë-C4: medio siglo de confort

Con un estilo que conjuga la elegancia de las berlinas con la polivalencia y la fuerza de los SUV, un comportamiento en carretera de primer nivel e innovaciones tecnológicas inspiradas en las necesidades de las personas, la nueva generación del Citroën C4 es la heredera del Citroën GS, 50 años después.

El Citroën C4 y el ë-C4 tratan de heredar lo que dejó el GS hace 50 años

Citroën El Citroën C4 y el ë-C4 tratan de heredar lo que dejó el GS hace 50 años

Publicidad

Un estilo para dar una nueva dimensión a las berlinas de gama media, unas suspensiones que aseguran un gran comportamiento en carretera, altos niveles de confort, los últimos avances en ergonomía y tecnología... estas son las características que definieron al Citroën GS de 1970 y, ahora, a los nuevos Citroën C4 y ë-C4 -100% ëlectric.

La nueva generación del Citroën C4 ha creado expectación por ofrecer un diseño único en su segmento en el que se logra la cuadratura del círculo: unir la aerodinámica y la fluidez de las berlinas con la robustez y la posición sobreelevada de los SUV. Algo que recuerda a lo que se vivió en el Salón de París de 1970 con el lanzamiento del Citroën GS, la apuesta entonces de la marca para el segmento las berlinas de gama media. En este modelo, Robert Opron, “padre” de otros modelos míticos como el SM o el CX, mezclaba armoniosamente la aerodinámica de los cupés con las características de las berlinas de la época, sumando a la ecuación avances como la suspensión hidroneumática, cuatro frenos de disco o chasis de aleación ligera.

Confort de suspensión

Además de su estilo muy personal, el confort fue el gran argumento de venta del Citroën GS y su sucesor, el GSA. Gracias al comportamiento en carretera que ofrecía su suspensión hidroneumática, este modelo se presentó publicitariamente con una alfombra roja que borraba los baches y socavones de caminos y carretera, con una estabilidad que permitía ensayar en ruta a un cuarteto de cuerda y viento.

El Citroën GS presentó hace 50 años las innovadores suspensiones hidroneumáticas de Citroën | Citroën

50 años después, los nuevos C4 y ë-C4 - 100% ëlectric, que se producen en Madrid en exclusiva para todo el mundo, incorporan las innovadoras suspensiones Citroën con Amortiguadores Progresivos Hidráulicos, que ya han demostrado sus cualidades en modelos como los Citroën C4 Cactus y el SUV C5 Aircross. Proporcionan un confort de máximo nivel y la sensación de viajar sobre una alfombra voladora para lograr el máximo bienestar a bordo, un elevado dinamismo y un gran placer de conducir. Esta unión al suelo parte de un principio de funcionamiento sencillo: añade dos topes hidráulicos en ambos extremos de los amortiguadores, uno de extensión y otro de comprensión, con lo que los movimientos de la carrocería se atenúan asegurando el confort y la estabilidad.

Viajar como en una burbuja

El habitáculo del nuevo Citroën C4 es un fiel reflejo del programa Citroën Advanced Comfort, una visión del confort que incide en aspectos como la armonía, la tranquilidad y la seguridad. El salpicadero, horizontal, ancho y robusto, proporciona una sensación de espacio y de volumen, con numerosos huecos portaobjetos integrados en el diseño: cajón en el salpicadero, Smart Pad Support Citroën o un espacio para el móvil en la consola.

La ergonomía del puesto de conducción es otro de los puntos clave del programa Citroën Advanced Comfort. Un camino iniciado en el Citroën GS, en el que se situaron todos los mandos del vehículo al alcance de la persona que conduce, que podía disfrutar, además de un acceso rápido y sencillo a la información más relevante gracias a un cuadro de instrumentos de diseño innovador.

Una tendencia que el nuevo Citroën C4 adapta a nuestros días con un puesto de conducción con un tratamiento en el que se ha cuidado su carácter intuitivo. Así, la instrumentación HD 'frameless' está dotada de un grafismo propio de Citroën, con una suave iluminación ambiental lateral blanca que genera un efecto flotante. La instrumentación se combina con un amplio sistema 'head-up display' en color, de fácil lectura y que permite que quien conduce mantenga su atención en la carretera. En el centro de la parte superior de la consola y junto a los aireadores principales, la pantalla táctil de 25,4 cm (10’’) es el centro neurálgico de las informaciones del vehículo y el punto de control de gran parte de sus funciones.

Los asientos fueron otro punto de atención prioritario en el GS. En 2020, los asientos Advanced Comfort del nuevo C4 aportan una agradable sensación de confort, de bienestar y de apoyo dando la impresión a los ocupantes de que están sentados en un sofá, bien aislados de la carretera. Instalados en una posición más elevada, los pasajeros tienen una mejor visibilidad y afrontan la conducción con mayor tranquilidad. Para reforzar el bienestar a bordo, los asientos delanteros pueden disponer, además de calefacción, de un sistema de masaje.

Propulsión 100% eléctrica

Por último, el Citroën GS y el Citroën ë-C4 comparten la curiosidad por buscar nuevas tecnologías de propulsión que optimicen el confort de las personas que viajan a bordo. Si, a mediados de los 70, el GS exploró la viabilidad de contar con un motor de pistones rotativos Wankel para asegurar un funcionamiento silencioso y sin vibraciones, el ë-C4 añade la sostenibilidad medioambiental con su motorización 100% eléctrica.

Con una autonomía en ciclo mixto WLTP de 350 km, el ë-C4 100% ëlectric está perfectamente adaptado para las necesidades de la vida diaria, además de permitir el acceso a las zonas de circulación restringida de las ciudades, cada vez más numerosas y menos accesibles para los vehículos térmicos. Destacan sus altas prestaciones, con 136 CV de potencia y un par de 260 Nm disponible instantáneamente. Puede pasar de 0 a 100 km/h en 9,7 s en modo Sport y alcanzar una velocidad máxima de 150 km/h. La batería de iones de litio del motor eléctrico tiene una capacidad de 50 kWh, y es de alta tensión, con 400 V.

Publicidad