Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

NUEVA VERSIÓN ESPECIAL

El Citroën Grand C4 SpaceTourer se pone cómodo con la versión C-Series

El C3 Aircross, C4 Cactus o el C5 Aircross dan la bienvenida al Citroën Grand C4 SpaceTourer C-Series, que llega con una serie de cambios centrados en la estética y en la conectividad.

Citroën Grand C4 SpaceTourer

Citroën Citroën Grand C4 SpaceTourer

Publicidad

Cuando, en 2019, Citroën nos presentó la línea C-Series explicó qué es lo que busca con ella: ofrecer el máximo confort tanto al conductor como a los pasajeros… y de paso darle su pequeño toque pintoresco que diferencie a los modelos que forman parte de ella de los originales. No en vano son ya varios de sus coches los que han entrado a formar parte de este club especial. El C3 Aircross, C4 Cactus o el C5 Aircross dan la bienvenida al Citroën Grand C4 SpaceTourer C-Series (21.900 euros).

El modelo francés de siete plazas presume en esta versión de determinados detalles estéticos diferenciadores. Empezando por el exterior, la carrocería del Citroën Grand C4 SpaceTourer C-Series tiene una paleta formada por los colores Blanco Banquise, Negro Onyx, Beige Arena, Gris Acier, Gris Platino, Rojo Rubí y Azul Forest. Igual que en otras ocasiones podremos combinarlos con los arcos del techo en plata, pero esta versión especial nos permite hacer lo mismo con los retrovisores, cuyas carcasas están teñidas de negro. Es ahí donde encontramos el distintivo especial de la edición. La guinda corre a cargo de las llantas Zephyr de 17 pulgadas.

Toques de color en el interior

Citroën Grand C4 SpaceTourer
Citroën Grand C4 SpaceTourer | Citroën

El Grand C4 SpaceTourer se sitúa entre los niveles de acabado Feel y Shine manteniendo su esencia: espacio para albergar a siete personas, sentadas, cada una, en su asiento individual. Igual que en otras versiones, las cinco plazas traseras se pueden inclinar, deslizar y ocultarse para dar forma a un maletero que es capaz de llegar a los 704 litros de capacidad.

Las notas distintivas continúan en el interior. La marca francesa ha utilizado un gris de tacto suave para tapizar los paneles de las puertas, el salpicadero o los asientos. La nota de color la ponen los pespuntes en contraste rojo y las insignias C-Series ubicadas en los asientos delanteros. Las alfombrillas también estrenan diseño y en esta ocasión los tiradores tienen un acabado en negro brillante.

Más conectividad

Cambios estéticos aparte, otro de los objetivos que buscaba Citroën con la versión C-Series del Grand C4 SpaceTourer era mejorar la experiencia de conducción haciéndola más cómoda a través de la conectividad. En esta edición, el conductor puede disfrutar de los sistemas Connect Nav, Connect Assist y Connect Play centrados en la asistencia y navegación. A ellos se une más equipamiento como los faros antiniebla delanteros con función Cornering Light, el freno eléctrico de estacionamiento eléctrico automático y la cámara de marcha atrás, entre otros.

Publicidad