Cuando Nissan anunció oficialmente que echaba el cierre a la fábrica que tiene en Barcelona, no le sorprendió a nadie porque lo único que le faltaba a la historia era, precisamente, la ratificación de la decisión tomada. Este movimiento forma parte de un plan de reestructuración con el que la marca japonesa pretende ahorrar algunos miles de millones y con el que ha despertado las dudas entre sus conductores. Aquellos que conducen un Nissan se hacen la misma pregunta: ¿qué pasa ahora?

La firma tenía en la Ciudad Condal tres puntos neurálgicos: la planta de la Zona Franca, un almacén y un centro logístico. La primera se encargaba de dar forma a cuatro modelos: Nissan e-NV200, Nissan Navara, Renault Alaskan y Mercedes Clase X, que va a desaparecer. ¿Y los demás? Pasan a ser responsabilidad de Renault, el aliado francés que se queda con el liderato europeo… a excepción del segmento de los SUV que seguirá siendo cosa de Nissan,

Nissan Navara | Nissan

En un principio, la decisión tomada respecto a la fábrica de la marca japonesa no tiene por qué afectar al resto de sus divisiones y la lógica invita a pensar que en si en tu garaje hay un Nissan, este movimiento no tiene por qué afectarte. No en vano, la actividad comercial de los de Yokohama en España no pretende escribir su punto final.

Tres razones para mantener la calma

Así las cosas, cuando acabe 2020 y arranque 2021 las cosas no cambiarán para los conductores que tengan un Nissan… incluso si es uno de los modelos que se hacía en Barcelona. Hay razones de peso para creer que así será.

Nissan eNV200 | Nissan

Garantía

En primer lugar, Nissan tiene la obligación de seguir ofreciendo servicio a todos sus clientes y de surtirles piezas de recambio, si así fuera necesario, durante un período superior a los diez años.

Concesionarios

A diferencia de la actividad industrial, la comercial no va a ser sometida a ninguna reestructuración. Al menos, de momento. Por lo tanto, los clientes de Nissan seguirán siendo atendidos en su red de concesionarios y si necesitan los servicios de los talleres asociados a esto establecimientos tampoco se encontrarán con ningún problema.

Piezas

Como decíamos antes, Nissan tenía un almacén en Barcelona que jugaba un papel clave en el servicio postventa de la marca en Europa y, sobre todo, en los países del sur del continente. Por ahora su futuro es incierto, pero, a pesar de ello, el suministro de componentes a su red está garantizado.