Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Te puede evitar disgustos y tráfico

Carriles BUS-VAO: el atajo que la DGT recuerda cómo debes usarlo

En determinadas ocasiones el tráfico resulta insufrible, motivo por el que existen los carriles BUS-VAO que la DGT recuerda cómo usarlos y así evitar multas.

Publicidad

La alta congestión del tráfico puede suponer importantes problemas para la circulación y la seguridad, motivo por el que existen diferentes medidas ideadas para reducirla. Entre ellas se encuentra lo que se conoce como carriles BUS-VAO, un arma de doble filo si no sabemos utilizarlos adecuadamente, ya que puede provocar confusiones que deriven no solo en multas, sino también en accidentes. Es por ello que la DGT nos recuerda cómo usarlos adecuadamente.

En España podemos encontrar diversos carriles de este tipo repartidos por diferentes localidades. Uno de los más transitados es el de Madrid, situado en la A6 y que lleva en activo desde el año 1991 y al que se le han sumado otros como el de Granada y el de Ripollet-Barcelona, aunque la expansión irá a más.

El objetivo de los carriles BUS-VAO no es otro que ayudar a reducir la densidad del tráfico, sobre todo en las salidas y entradas de las grandes ciudades. Sin embargo, una de las grandes confusiones radica en qué vehículos pueden usarlo y cuando, ya que estos están destinados, fundamentalmente, a coches de alta ocupación, es decir, esos vehículos con dos o más pasajeros, incluyendo al conductor.

No obstante, estos están sujetos a numerosas modificaciones que dependerán de las condiciones de tráfico. Por ejemplo, puede variar el horario de uso o los días, como ocurre en el que está situado en la A6 en Madrid. También debemos tener en cuenta que son reversibles, por lo que el sentido de la marcha podrá cambiar en función de hacia dónde se dirija la densidad del tráfico.

Al mismo tiempo su uso está destinado exclusivamente a coches y motocicletas con dos o más ocupantes; vehículos mixtos como furgonetas y comerciales destinados tanto al transporte de personas como mercancías; autobuses de más de 3.500 kilos y articulados y algunas excepciones como coches y vehículos con etiqueta CERO, vehículos de personas con movilidad reducida o vehículos de carsharing.

En caso de no cumplir con las normas de circulación del propio carril BUS-VAO -indicadas por las señales- nos expondremos a las multas y penalizaciones que conllevan, mientras que acceder con un vehículo no autorizado o con un número de ocupantes inferior al estipulado puede implicar una sanción de 200 euros. Si accedemos a este cuando el sentido del tráfico sea contrario al nuestro estaremos cometiendo una infracción de carácter, grave, lo que conlleva una multa de 500 euros y la retirada de 6 puntos del carnet.

Publicidad