Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

SEGÚN EL EURORAP

Carreteras del Estado: hay más de 2.000 kilómetros con riesgo alto de sufrir un accidente

El EuroRAP ha analizado las carreteras que soportan el 53% del tráfico en España para determinar el riesgo que existe de sufrir un accidente grave o mortal.

Publicidad

El EuroRAP es un organismo europeo independiente que estudia las carreteras de los diferentes países que forman parte del ‘Viejo Continente’ con un objetivo: desvelar cuáles son los tramos que presentan un mayor riesgo de sufrir un accidente grave o mortal en función de su intensidad media diaria de tráfico. La 18ª edición llega con una buena noticia y una mala: a nivel nacional los porcentajes han bajado, pero sigue habiendo más de 2.000 kilómetros que entrañan un peligro considerable.

En esta última evaluación de las carreteras, el EuroRAP ha puesto bajo el foco un total de 25.082 kilómetros repartidos en 1.388 tramos: son ellos los que soportan el 53% del tráfico en España. Con este punto de partida y en función del volumen de vehículos han analizado el riesgo que existe para los conductores. Para ello han cuantificado los accidentes que han tenido lugar entre 2017 y 2019 en los que ha habido fallecidos o heridos graves.

España pasa del 18,4% al 8,6%

Una de las conclusiones trae buenas noticias: el riesgo de sufrir un accidente grave o mortal en las carreteras estatales ha caído un 8% en los últimos tres años. Comparando las últimas ocho ediciones del informe firmado por la EuroRAP, el número de kilómetros con riesgo elevado (rojo) o muy elevado (negro) de accidentalidad ha pasado del 18,4% al 8,6%. Ese 8,6% es el último resultado y desvela la situación actual: 2.160 kilómetros de la Red de Carreteras del Estado tienen un nivel de peligro elevado o muy elevado.

Estos tramos se sitúan, principalmente, en las carreteras secundarias o convencionales con un carril por sentido: el 15% de los kilómetros son peligrosos. No en vano, 66 carreteras nacionales contienen, como mínimo, un tramo negro o rojo. De ellas, diez concentran el 50% de los kilómetros con riesgo elevado o muy elevado de siniestro grave o mortal. El tramo más peligroso está, como os contábamos hace unos días, y la vía con más kilómetros de riesgo es la N-630 con 176,7 kilómetros que recorren Asturias, Badajoz, Cáceres, León, Salamanca, Sevilla y Zamora.

Autopistas y autovías

Por último, el informe de EuroRAP también ha estudiado la evolución de la accidentalidad y el riesgo de sufrir un accidente grave o mortal en las carreteras estatales en la última década (2010-2019). Su principal conclusión es que las vías convencionales registran el triple de fallecidos que en las autopistas y las autovías. No en vano en estas últimas el escenario es completamente opuesto al visto hasta ahora: el 61% de los kilómetros de las autopistas tienen un riesgo muy bajo de accidente, cifra que es del 59% en las autovías.

Publicidad