Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Más vida para este tipo de carreteras

Carreteras 2+1: la propuesta que podría darle una segunda vida a las nacionales

Las carreteras nacionales son bien conocidas en nuestro país, pero su diseño las hace menos seguras que las vías rápidas. La propuesta de carreteras 2+1 puede ser el impulso que necesitan.

Publicidad

Las carreteras convencionales o secundarias son fundamentales para miles y miles de conductores de nuestro país, que cada día las utilizan para sus desplazamientos diarios. Muy abundantes, unen todo tipo de poblaciones y su límite de velocidad es inferior al que se establece en autovías y autopistas. Con todo y con eso, las vías convencionales son el escenario de casi el 70% de los fallecidos en accidente de tráfico cada año.

En las vías convencionales un conductor se puede enfrentar a todo tipo de situaciones como la necesidad de realizar un adelantamiento, gestionar la circulación con un vehículo especialmente lento (tractores, vehículos de obra...) o enfrentarse a escenarios con visibilidad reducida o con agentes externos como la presencia de ciclistas haciendo uso de la carretera.

Por eso, las autoridades estudian constantemente diferentes formas de hacer más segura y tranquila la circulación en vías convencionales, una seguridad que se intenta fomentar con iniciativas como las carreteras 2+1, un nuevo tipo de vía que busca ofrecer la parte positiva de una carretera convencional con las ventajas de uso que ofrece un vía rápida como una autopista o una autovía.

¿Cómo funcionan las carreteras 2+1?

Según el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), que ha sido el organismo encargado de estudiar la viabilidad de este tipo de vías en nuestro país, las carreteras 2+1 son vías de doble sentido (como una convencional) pero con tres carriles, es decir, uno más que lo habitual. Este carril, adicional, el central, separa ambos sentidos de la circulación con un elemento físico.

No se trata de una separación recta, sino que cada cierto tiempo se alterna entre ambos sentidos, de manera que cada sentido cuenta, durante una distancia determinada, de un espacio extra en forma de segundo carril, permitiendo así una velocidad media más elevada en los desplazamientos y unos adelantamientos mucho más seguros al contar con un carril adicional por el que no circula nadie en sentido contrario.

Pese a que actualmente no existe ninguna vía de este tipo en nuestro país, su aplicación en otros países de nuestro entorno está mucho más extendido, de forma que en países como Reino Unido, Alemania o Bélgica se llevan utilizando durante mucho tiempo, lo que nos hace pensar que puede ser factible pensar en la llegada a España de las carreteras 2+1.

Publicidad