En los núcleos urbanos, especialmente en los más grandes, la búsqueda de aparcamiento se ha convertido casi en una cuestión de "supervivencia", con largos ratos circulando con el coche únicamente intentando encontrar un hueco donde estacionar nuestro vehículo para poder realizar otras actividades. Hay zonas, sin embargo, que parecen más proclives a la hora de aparcar, como es el caso de las zonas de Carga y Descarga.

Los 'Carga y Descarga' son lugares especialmente pensados para que puedan estacionar solo aquellos vehículos destinados a realizar labores de carga y descarga. Esto es: los pequeños camiones (en muchas señales también se especifica la masa máxima autoriza), las furgonetas, los vehículos mixtos y derivados de turismo tendrán ese espacio reservado durante el tiempo estipulado. Pero hay mucho más. VER VIDEO.

Te puede interesar: Fuera dudas, ¿me pueden multar por aparcar en sentido opuesto a la marcha?

Estacionar nuestro coche, sobre todo en los grandes núcleos urbanos, es una tarea cada vez más difícil. Si a eso le sumamos el cada vez mayor tamaño de nuestros coches, las cuentas están claras: cada vez es más complicado encontrar un hueco donde aparcar nuestro vehículo. Tal es así que, en numerosas ocasiones, nos encontramos con calles abarrotadas de vehículos aparcados a ambos lados de las aceras.

Una de las acciones más habituales es la de 'lanzarse' a un hueco de aparcamiento cuando lo encontramos, independientemente del sentido de la marcha en el que se encuentre el hueco. Básicamente: si encontramos un hueco para nuestro coche, procuramos aparcarlo aunque ello suponga estacionar en dirección prohibida, en el carril contrario, con el vehículo apuntando en dirección contraria.