Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

INVESTIGADO POR PRESUNTO DELITO CONTRA LA SEGURIDAD VIAL

Un camionero borracho avisa a la Guardia Civil para ser despedido y poder jubilarse

Un camionero, en su paso por Haro (La Rioja), decidió aparcar su vehículo articulado de mercancías peligrosas para informar a la Guardia Civil de su estado de embriaguez al volante.

El camionero que quería jubilarse y llamó a la Guardia Civil afirmando que conducía borracho

Guardia Civil El camionero que quería jubilarse y llamó a la Guardia Civil afirmando que conducía borracho

Publicidad

A las 8:30 de la mañana del 2 de septiembre, el Centro Operativo de Tráfico de la Guardia Civil en La Rioja, recibió una llamada telefónica de un varón para informarles de que había consumido mucho alcohol y que si una patrulla no se personaba en el lugar, continuaría con su trayecto a pesar de las posibles consecuencias que ello podría acarrear.

Se trataba de un camionero de 56 años que estacionó su camión en un área de descanso de la AP-68, al que después de hacerle la prueba de alcoholemia, se pudo comprobar que superaba la tasa de alcohol permitida casi cinco veces (0,84 y 072 miligramos de alcohol por litro de aire espirado).

¿Y cuál fue el motivo para 'delatarse' a sí mismo? La respuesta, por insólita que parezca, es que quería jubilarse. Su idea era emborracharse y ser detenido, ya que esto supondría el despido de su empresa, poder cobrar el paro y jubilarse a continuación. Esto no fue todo ya que según informa la Guardia Civil, el sujeto amenazó a los agentes diciendo que si no le detenían, les agrediría y que se tiraría a la vía para que le atropellasen.

El 'plan maestro' fue un fracaso absoluto. El camionero está siendo investigado por un presunto delito contra la seguridad vial, además de que se han tramitado diligencias penales contra su persona, ya que cuenta con un historial delictivo por otros delitos contra la seguridad vial.

Te puede interesar... ¿Con cuántas cervezas darías positivo en un control de alcoholemia?

El consumo de alcohol y la conducción son un cóctel muy peligrosos. A golpe de refrán la Guardia Civil ha querido recordar a través de su cuenta oficial de Twitter el riesgo de conducir bajo los efectos del alcohol con un 'No hay peor ciego que el que no quiere ver'.

Con el fin de las vacaciones a la vuelta de la esquina, el aumento de tráfico y las salidas nocturnas del verano los accidentes de tráfico se intensifican, por ello la Guardia Civil ha querido sensibilizar los conductores.

Publicidad