Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

EN MODELOS COMO EL 500L O EL BENTAYGA

De una cafetera a un reloj de 200.000 euros: los extras más raros para tu coche

A la hora de equipar nuestro vehículo antes o después de comprarlo, las posibilidades son tan amplias que podemos llegar a encontrar los complementos más extraños… y caros.

Ranger Rover SV Autobiography

Ranger Rover Ranger Rover SV Autobiography

Publicidad

Para muchos conductores las medidas de aislamiento impuestas por el Estado de Alerta son sinónimo de tiempo extra para dedicar al coche. Hay determinados modelos que tienen detrás un amplio ‘after market’, es decir, piezas para el coche que no son de serie, pero sí adecuadas para darle nuestro toque: faros, estabilizadoras, suspensiones, paragolpes… Eso sí, no son los únicos extras que tenemos al alcance de la mano: a la hora de comprar el vehículo existe un mundo de posibilidades… y estas son las más peculiares.

Equipar el coche con este tipo de complementos es un arma de doble filo. Por un lado puedes conseguir que se revalorice para una futura venta y por otro está la posibilidad de excederse y acabar con un vehículo lleno de innecesarios (y caros) extras. Por ejemplo, si quieres tapizar en cuero las salidas de ventilación de tu próximo Porsche te costará 1.300 euros, las opciones del Audi Q7 pueden conseguir doblar el precio del propio coche: no en vano el sistema de Bang&Olufsen con 23 altavoces tiene un precio de 10.000 euros y la pintura de tres capas de AMG Performance Studio para el Mercedes Clase G llega a los 55.114 euros.

¿Tiene sentido pagar tanto por elementos opcionales? Todo depende de cada conductor y de su bolsillo, claro está. Sin duda alguna en esta lista encontrarás extras dignos de un hotel de cinco estrellas que en un coche pueden resultar peculiares por diferentes motivos.

Un ventilador dentro del coche

A pesar de contar con sistemas que ayudan a mantener la temperatura ideal dentro del vehículo, el Audi A6 ofrece la posibilidad de añadir un techo solar para alimentar un ventilador. Éste es independiente del climatizador y su única función es coger aire del exterior para ventilar el interior.

Una cafetera

Fue Fiat, como buena marca italiana, la que decidió instalar una cafetera de cápsulas en el habitáculo del Fiat 500L fruto de su asociación con la marca Lavazza. La ubicó entre los dos asientos delanteros para dar al conductor y a su copiloto la posibilidad de hacerse un café expreso durante sus desplazamientos.

Fiat 500L Lavazza
Fiat 500L Lavazza | Fiat

Una nevera

Siguiendo con los pequeños electrodomésticos, Fiat ofrecía una curiosa posibilidad dentro de los extras del Fiat Multipla: instalar una pequeña nevera (con guantera en la parte de arriba) en lugar del asiento central delantero.

Sillas de picnic

Si por algo se caracterizan los modelos de Range Rover es por estar preparados para cualquier tipo de aventura. Sin embargo, la marca británica quiso darle un toque más lujoso con un par de sillas de picnic disponibles en las versiones Autobiography. En un primer momento podemos pensar que este es un extra simple, pero estos asientos están hechos con cuero Windsor e, incluso, tienen reposapiés. Van escondidos en el suelo corredizo del maletero, se montan sobre el portón trasero y cuestan 6.000 euros.

Un reloj de Breitling

Puestos a incorporar extras de lujo a nuestro coche, Bentley se lleva la palma con un reloj que Breitling fabricó exclusivamente para la marca de Reino Unido: un automático Tourbillon con carcasa de oro macizo mecanizado y ocho diamantes incrustados en la esfera. Sólo está disponible para el Bentley Bentayga, va ubicado en el salpicadero y tiene un precio de 200.000 euros.

Bentley-Bentayga
Bentley-Bentayga | Bentley

Publicidad