El regreso del BMW Serie 8 se ha producido con nada menos que 3 carrocerías diferentes para así llegar a un amplio abanico de posibles compradores. Por ello era lógico pensar que el trabajo de BMW Motorsport también alcanzase las tres carrocerías para dejarnos así con tres sabores diferentes para el BMW M8: coupé, cabrio y ahora el nuevo Gran Coupé.

BMW M8 Gran Coupé | BMW

Aunque si hablamos de grandes berlinas deportivas el BMW M5 es la referencia absoluta dentro del catálogo de BMW Motorsport, la llegada del nuevo BMW M8 Gran Coupé supone ir un paso más allá gracias al uso de una carrocería de 5 puertas de marcado diseño coupé y un nuevo comportamiento que promete ser aún más deportivo que el del M5. Con el M8 Gran Coupé el fabricante alemán pone sobre la mesa al mayor rival del también nuevo Audi RS7 Sportback.

BMW M8 Gran Coupé | BMW

La receta de este M8 Gran Coupé está compuesta por el motor 4.4 V8 Twin-Turbo con una potencia máxima de 600 CV en su versión “normal” y 625 CV en el caso de la variante Competition. En ambos casos el par máximo es de 750 Nm, encontrando un 0-100 Km/h de 3,3 segundos para la especificación de 600 CV y 3,2 para el M8 Competition. La transmisión emplea una caja de cambios automática por convertidor de par con 8 relaciones conectada a un sistema de tracción total puesto a punto por BMW M para ofrecer incluso un modo de conducción específico 100% propulsión sin intervención de las ayudas a la conducción. Ideal para los más puristas.

BMW M8 Gran Coupé | BMW

Entre los puntos más destacables de este nuevo M8 nos encontramos un amplio abanico de posibilidades en materia de personalización de su comportamiento. De este modo no solo podremos configurar a nuestro antojo los perfiles M (1 y 2) activables mediante levas sobre el volante, sino que podremos incluso modificar el tacto de la frenada a través de dos programas que varían el comportamiento del sistema en función de nuestras necesidades en conducción.