Centímetros Cúbicos » Noticias

TAMBIÉN EN EUROPA

Bilbao no es la única que ha reducido su velocidad: estas son las ciudades en las que debes circular a 30 km/h

Según los datos de la Dirección General de Tráfico, 18 localidades han limitado la velocidad de sus núcleos urbanos.

Publicidad

Bilbao se ha convertido en la primera ciudad del mundo con más de 300.000 habitantes en reducir la velocidad de todas sus vías urbanas a 30 km/h. Una medida drástica que ha generado conversación para bien y para mal. Lo cierto es que no es la única que ha hecho semejante apuesta dentro de nuestras fronteras ya que otras localidades también han bajado ese listón, aunque no de manera tan generalizada: ¿cuáles son estas ciudades? VER VÍDEO.

Fue en 2018 cuando la capital de Vizcaya dio forma al Pacto por la Movilidad Sostenible, que firmaron todos los grupos políticos. Una de las primeras medidas fue implantar los 30 km/h como velocidad máxima en el 87% de las calles. Dos años después esta medida se ha extendido al cien por cien de la ciudad para, según el consistorio vasco, conseguir una ciudad “más sostenible, tranquila, segura y humana”.

Aseguran que la determinación no tiene afán recaudatorio ya que lo que esperan es “reducir el impacto medioambiental y el ruido de los vehículos, mejorar la seguridad vial con menos accidentes y propiciar el uso de otros transportes menos contaminantes como ir en bici o a pie”. Lo cierto es que Bilbao es una ciudad en la que más de 60% de los desplazamientos se hacen a pie y su metro ha sido el tercero de España en transporte de pasajeros.

Reglamento de Circulación

La siguiente reforma del Reglamento de Circulación no tardará en llegar y cuando lo haga está previsto limitar a 30 km/h aquellas vías urbanas con un único carril por sentido, calles que no soportan tanta carga de tráfico como otras principales.

Esta velocidad no es una elección que se ha tomado al azar. Lo han hecho siguiendo un estudio sobre atropellos y velocidad elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS): en él se desvela que el riesgo de morir como consecuencia de un atropello se reduce cinco veces si el coche circula a 30 km/h en lugar de a 50. Por lo tanto, esta medida busca reducir el número de muertes de peatones en las ciudades.

Publicidad