Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Lo hará en esta ocasión con un Continental GT y Rhys Millen de piloto

Bentley regresa a Pikes Peak para convertirse en el coche de producción más rápido

La firma británica será la única representante oficial del Grupo VAG en la Subida norteamericana, intentando superar el récord entre los vehículos de producción.

Bentley y Rhys Millen regresan a la Subida a Pikes Peak con un nuevo récord en mente

motor.atresmedia.com Bentley y Rhys Millen regresan a la Subida a Pikes Peak con un nuevo récord en mente

Publicidad

Intentar batir el récord del Circuito de Nordschleife se ha pasado de moda. El trazado germano recibe cada año decenas de proyectos y de fabricantes que buscan convertirse en los más veloces en completar una vuelta al Infierno Verde. Mas allá del récord oficioso del trazado germano, el conseguido en 2018 por el Porsche 919 Hybrid Evo, muchos son los que presumen de ser los más rápidos en el trazado germano, algo que con el tiempo ha perdido cierto mérito especialmente por la falta de unos estándares comunes que permitieran realmente poner en relieve las prestaciones de cada uno de los modelos sobre el mismo escenario.

Es ahí donde surge la necesidad de buscar nuevos retos y la decisión de asfaltar la Subida Internacional a Pikes Peak ha llevado a que los fabricantes la hayan visto con buenos ojos. En este caso no solo se trata de grandes proyectos oficiales como los llevados por Volkswagen Motorsport, Peugeot o Acura, todos ellos dentro de la categoría Unlimited que da prácticamente manga ancha y un folio en blanco a la ya de por sí maquiavélica mente de los ingenieros.

Sin embargo, además de este pequeño coto privado para los fabricantes, el alquitranado total de los casi 20 kilómetros de subida y 156 curvas ha permitido que muchas marcas decidan asaltar la icónica montaña de colorado con sus coches de producción para batirse por ser el más rápido en una carrera tan exigente como ésta, en la que la meta se sitúa por encima de los 4.000 metros de altitud y en la que los eléctricos son reyes desde que en junio de 2018 Romain Dumas llevara la plusmarca mundial por debajo de los ocho minutos al volante del prototipo eléctrico de Volkswagen.

 

En 2019 no estará ninguno de los dos pilares del proyecto, ambos intentando llevar al Volkwagen I.D R Pikes Peak del cielo al Infierno Verde de Nordschleife, por lo que nombres como el pluricampeón europeo, Simone Faggioli, sino también Liam Doran y su Ford RS200 atómico tratarán de recuperar el trono de los motores combustión interna. Sin embargo, otro de los ganadores absolutos de la prueba, Rhys Millen, se volverá a enfrentar a un reto muy importante de la mano de Bentley.

Bentley Bentayga
Bentley Bentayga | motor.atresmedia.com

El neozelandés estuvo presente en la edición de 2018 al volante del Bentley Bentayga con el objetivo de conseguir que el SUV británico se convirtiera en el todocamino de producción más rápido de la historia de Pikes Peak. Lo logró, estableciendo un crono de 10 minutos y 49,902 segundos. Ahora el objetivo será el de batir ese tiempo al volante del Bentley Continental GT y acercarse a la que aparentemente era una infranqueable barrera de los 10 minutos.

El Gran Turismo de la firma alada se mantendrá con el propulsor de serie, empleando un W12 biturbo de 626 CV de potencia que debería poder plantar cara a la marca del Tesla Model S P90D de Blake Fuller, fundador y CEO de GO Puck!, que logró completar la subida en 11:48.264.

Publicidad