La movilidad personal está cambiando, y lo está haciendo a pasos agigantados impulsada por factores como el cambio climático, las restricciones de circulación y más recientemente la incidencia de la pandemia del coronavirus que ha provocado estragos a nivel mundial. El transporte público ha visto reducida su afluencia por miedo a posibles contagios, lo que ha hecho que el uso del transporte privado haya aumentado sustancialmente tras la vuelta progresiva a la normalidad.

El gobierno central, de hecho, ya tiene preparado un plan de ayudas para la adquisición de vehículos ecológicos, el Plan MOVES 2020, que se aprobará en paralelo a un nuevo plan de apoyo a la industria del automóvil. Sin embargo, y por primera vez en España, una comunidad autónoma ha ido un paso más allá, aprobando nuevas ayudas destinadas a la adquisición de patinetes eléctricos y bicicletas eléctricas. VER VÍDEO.

Se pretende así incentivar el uso de transportes ecológicos ahora que el transporte público tardará un tiempo en recuperar su actividad normal, de manera que los desplazamientos personales puedan seguir llevándose a cabo sin perjuicio para el medio ambiente.

Te puede interesar: La bicicleta aumenta su presencia en la nueva movilidad: qué seguro necesitas

Las cifras multiplican por siete el uso de la bicicleta durante los últimos días, principalmente con el objetivo de evitar contagios. Durante el primer fin de semana de desconfinamiento, además, la ocupación del carril bici se incrementó un 300% en algunos municipios como Madrid. El dato debe ser contemplado en su contexto. Es decir: dentro de la relajación de las medidas y sin perder de vista el uso de este vehículo para hacer ejercicio.

En este contexto estar correctamente protegidos en caso de accidente será fundamental. El mercado ofrece distintas opciones en seguros de accidentes que incluyen los accidentes de ciclistas, entre otras garantías.

Por otra parte, existen, como en los seguros de coche, las soluciones a “todo riesgo” que cubren los supuestos de robo o asistencia (si se te pincha una rueda, por ejemplo). Se trata de casi la misma cobertura que obtendrás contratando un seguro de coche o de moto, pero mucho más económica. Se pueden encontrar seguros de ciclista en cada vez en más compañías –como AXA, Mapfre o Allianz, entre otras–. Incluso hay algunas especializadas en este tipo de seguros, con opciones muy completas, pensadas para los que usan la bicicleta como una alternativa al coche.