Una de las novedades de la marca de los cuatro aros en el Salón de Frankfurt de este año ha sido el AI:TRAIL quattro, un aventurero modelo conceptual con el que Audi imagina cómo serán los todoterrenos del futuro. Entre sus características destaca la propulsión eléctrica, el sistema de conducción autónoma en carretera o una gran superficie de su carrocería acristalada; pero lo más llamativo de este concept es sin duda su sistema de iluminación por drones.

Audi AI:TRAIL | Audi

Los ‘Audi Light Pathfinders’, como la marca los ha denominado, son cinco drones triangulares con iluminación Matrix LED integrada que vuelan por delante del coche alumbrando el camino, sustituyendo por completo a los faros delanteros convencionales. Cuando el AI:TRAIL quattro se encuentra estacionado, los drones también pueden iluminar el área circundante desde el techo del vehículo, lo cual puede resultar muy útil, por ejemplo, en acampadas nocturnas.

Audi AI:TRAIL | Audi

Estos objetos voladores no tienen ningún tipo de rotor, si no que se elevan generando flujo de aire de la misma manera que los ventiladores sin aspas, y su recarga se lleva a cabo mediante un sistema de carga inductiva posándose sobre las barras del techo del coche. Además, los drones disponen de cámaras que pueden transmitir imágenes a la pantalla interior del vehículo vía Wi-Fi, para así poder ver qué hay varios metros por delante y anticiparse a posibles obstáculos en el camino.

Los aparatos son coordinados de forma totalmente automática por el AI:TRAIL quattro y suelen volar al menos en parejas, pero, si es necesario, también pueden unirse los cinco para proporcionar una intensidad de luz mayor o iluminar el área de alrededor. Adicionalmente, los ocupantes pueden también controlar desde su propio smartphone la disposición de los drones deseada.