La marca automovilística Audi ha incorporado su puesto de conducción "totalmente digital" en prácticamente toda su gama de modelos, después de que fuese estrenado en 2018 en la cuarta generación del Audi A8.

Tal como ha informado la compañía alemana, este elemento se está convirtiendo progresivamente en un estándar dentro de los vehículos de la firma del grupo Volkswagen. El mando rotativo con 'touchpad' de su predecesor dejó paso al nuevo MMI touch response, con dos pantallas sensibles a la presión que reaccionan al tacto con una respuesta háptica.

Audi e-tron 2020 | Audi

La pantalla superior permite el manejo del sistema de infoentretenimiento, mientras que la inferior se utiliza para el control del sistema de climatización, además de integrar otras funciones como la introducción de texto a través del sistema de reconocimiento de escritura.

"El nuevo capítulo en cuanto a la experiencia de uso y manejo del sistema, que elimina la gran mayoría de los mandos y botones convencionales, tiene su complemento en el nuevo sistema de control por voz, capaz de reconocer frases del lenguaje natural e incluso de dialogar con su interlocutor", ha subrayado la marca de los cuatro aros.

La cuarta generación del Audi A8 también supuso la primera aplicación de la Inteligencia Artificial en un vehículo de producción: los sistemas Audi AI del A8 son personales y proactivos, capaces de 'aprender' y de 'pensar', reconociendo relaciones lógicas y analizando información tanto del entorno como almacenada en la nube.