Centímetros Cúbicos » Noticias

Por el momento no parece que pasará de una fase conceptual

Audi RS 6 GTO Concept, en honor a la historia en competición de la tracción quattro

Audi sigue celebrando los 40 años de su tracción Quattro recordando algunos de sus modelos más famosos en competición.

No parece que vayamos a verlo en las calles, pero el RS 6 GTO Concept se ha mostrado al mundo

Audi Deutschland No parece que vayamos a verlo en las calles, pero el RS 6 GTO Concept se ha mostrado al mundo

Publicidad

Justo dónde más nos duele. Las marcas son conscientes de que esa relación entre los vehículos de calle y la competición es algo que habitualmente emociona al aficionado medio del automovilismo, y aunque se ha ido perdiendo en muchas ocasiones por parte de los fabricantes esa historia deportiva, muchas siguen recordándonos algunos de los pasajes más destacados de sus respectivas historias en las carreras. Audi es sin duda uno de esas firmas que más suele echar la vista atrás y con lanzamientos como la edición especial de Audi TT RS 40 years of quattro, demuestran que no se olvidan precisamente de ese aprendizaje y repercusión que cobraron compitiendo.

En el año del 40 aniversario de la tracción quattro, no podía faltar tampoco la referencia al paso de la firma de los cuatro aros por norteamericano, y más concretamente del Audi 90 Quattro IMSA GTO, el cual llegó al campeonato para poner en sólo un año patas arriba la competición y demostrar que la tecnología europea podía ganar a la potencia estadounidense en su mismo terreno y con sus reglas. De esta forma, el Audi RS 6 GTO Concept se estrena como una de esos ejercicios de estilos destinados a llamar la atención bajo la batuta de March Lichte, responsable de diseño de Audi, y con el trabajo dedicado de los aprendices en la planta de ensamblaje de Neckasrulm.

Todo un homenaje al Audi 90 Quattro que conquistó América en los años ochenta | Audi Deutschland

Obviamente hay llamativas diferencias, comenzando porque el RS 6 GTO no emplea el mismo motor cinco cilindros de 2.2 litros con turbo KKK que sí montó el vehículo del IMSA, e incluso deja de lado el tono blanco que servía como base para la librea que empleaba el coche de competición a finales de la década de los ochenta. Sin embargo, sí que ha reciclado otros conceptos, comenzando por las redes de protección de las ventanillas laterales y la instalación de los conocidos como “ventolines” en sus cuatro ruedas.

También se ha decidido que el motor V8 biturbo de 4.0 litros, que rinde casi 600 CV de potencia, tenga la salida de escape en los laterales, tal y como contaba el Audi 90 Quattro IMSA GTO, del que brotaban grandes llamaradas a cada reducción. El alerón trasero pintado en rojo con un diseño especial, las ópticas traseras oscurecidas al igual que el prototipo de competición, todo ha sido cuidado a la perfección para que con un simple vistazo parece que nos hayamos transportado a una realidad paralela.

Publicidad