Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

No fueron llevados a producción

Atlantic, Veyron Barchetta y W16 Coupé Rembrandt: los tres prototipos secretos de Bugatti

Los garajes de la marca francesa guardan secretos como estos tres modelos que nunca llegaron a las líneas de producción. Esta es la historia de estos tres coches.

Bugatti Veyron Barchetta

Bugatti Bugatti Veyron Barchetta

Publicidad

Bugatti es, para muchos, sinónimo de lujo, exclusividad y deportividad. Sus codiciados modelos sólo están al alcance de los bolsillos más abultados así que el común de los mortales se tiene que conformar con la suerte de verlos por las calles o con las fotografías y vídeos que circulan por ahí. Esta segunda opción va a ser la única manera que vamos a tener de disfrutar de los tres concept car que la marca francesa ha desvelado. Coches que pudieron ser y, por desgracia, no fueron.

Y es que en los garajes de Bugatti hay varios modelos que nunca llegaron a producirse en su fábrica, pero que sí fueron diseñados e, incluso, construidos. Es el caso del Veyron Barchetta, del Atlantic y del W16 Coupé Rembrandt. Tres prototipos que no habían visto la luz más allá de las puertas de la compañía. Hasta ahora. Esta es su historia.

Bugatti Atlantic

Inspirado en el Atlantic Type 57 de 1936, es el más reciente en el tiempo ya que se creó en 2015… y la marca francesa necesitó 18 meses para dar forma al Bugatti Atlantic. En este proceso se empleó la tecnología que se estaba usando en el proyecto Mission E que, posteriormente, alumbró al Porsche Taycan.

Los planes iniciales para el Bugatti Atlantic eran equiparlo con un V8 twin-turbo y venderlo con dos terminaciones: coupé y cabrio. Además, la marca francesa tenía previsto hacer una versión eléctrica. Lo cierto es que de los tres concept car, fue el que más cerca estuvo de ser una realidad. Bugatti quería exhibirlo en Pebble Beach, pero en 2015 llegó el Dieselgate y su presentación fue cancelada.

Bugatti Atlantic
Bugatti Atlantic | Bugatti

Bugatti Veyron Barchetta

Este concept fue creado en 2008 por Achim Anscheidt, jefe de diseño de Bugatti. Su inpiración nació de diferentes modelos de la marca francesa. La principal referencia fue el Veyron Grand Sport Vitesse, pero la influencia del Speedster se reconoce en el parabrisas o en el trabajo de la carrocería. Y si al echar un vistazo al Veyron Barchetta os resulta familiar es porque algunos de los elementos de su diseño fueron aplicados al Bugatti Divo.

Bugatti W16 Coupé Rembrandt

Para hacer realidad el Bugatti W16 Coupé Rembrandt habrían hecho falta 100 ingenieros. Así que ya podéis empezar a imaginar la razón por la que la marca francesa no lo llevó a producción.

Su diseño está basado en el 16C Galibier de 2008 y fue concebido como un GT con motor frontal. Éste, en principio, iba a ser el quad-turbo W16 de 8 litros del Chiron, que entregaría toda su potencia de casi 1.500 CV a las cuatro ruedas. Evidentemente, el coste de producción era tan alto que cada unidad tendría que tener un precio de 20 millones de dólares. Efectivamente, este fue el motivo por el que Bugatti no decidió seguir adelante con el W16 Coupé Rembrandt.

Bugatti W16 Coupé Rembrandt
Bugatti W16 Coupé Rembrandt | Bugatti

Publicidad