Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

PERO NO LLEGARÁ A EUROPA

Así es el Subaru BRZ más especial pero que no podrás comprar

Ideado para disfrutar en circuito.

El BRZ no llegará a España, pero su mellizo, el Toyota GR 86

Subaru El BRZ no llegará a España, pero su mellizo, el Toyota GR 86

Publicidad

Fue un duro golpe el hecho de que Subaru decdiese no vender al nuevo Subaru BRZ en Europa. Bien es cierto que en parte se compensó con la llegada del Toyota GR86 que, en esencia, son el mismo coche. Pero ahora Subaru nos pone los dientes largos al presentar el Subaru BRZ Cup Car Basic, un coche de carreras para una competición monomarca que querrás pero que no te podrás comprar.

Y es que de sobra es sabido que tanto el BRZ como el GR86 son coches idóneos para entrar en circuito, y Subaru es muy consciente de ello. De esta manera, nos topamos con un coche ya concebido para un uso único y exclusivo en la pista, y lo mejor de todo: cada cliente podrá hacerlo a su gusto.

A nivel estético el Subaru BRZ Cup Car Basic no presenta diferencias trascendentes respecto a un BRZ convencional. Además de una paleta conformada por siete colores - WR blue pearl, Ignition Red, Sapphire blue pearl, Crystal White Pearl, Ice silver metallic, Magnetite gray metallic, y Crystal black silica-, presenta unas llantas de 16 pulgadas negras y en chapa viva.

Sin embargo, es en el interior y en la mecánica donde residen los puntos álgidos del Subaru BRZ Cup Car Basic. En el habitáculo se han suprimido los airbags laterales de cortina para instalar una jaula antivuelco, se han cambiado las alfombrillas por unas más ligeras y se han introducido unos arneses de seis puntos.

El motor sigue siendo en esencia el mismo: un 2.5 bóxer atmosférico de cuatro cilindros que desarrolla 230 CV y 250 Nm de par. Dichas cifras se gestionan por medio de un cambio manual de seis relaciones y se envían al eje posterior para ser digeridas correctamente por un diferencial de deslizamiento limitado.

A su vez, el BRZ Cup Car Basic ofrece un nuevo radiador para mejorar la refrigeración y un enfriador de aceite. Por todo ello, Subaru pide 3.338.500 yenes, o lo que es lo mismo, algo más de 25.000 euros al cambio. ¿El problema? Que no llegará a Europa y, por ende, A España.

Sin embargo, también existirá una variante equivalente del Toyota GR86, es decir, ideada para correr en circuito. Puede que esa sea la única manera de acceder a este juguete para niños grandes en nuestro continente.

Publicidad