Aunque no te lo creas, existen métodos para arreglar un pinchazo de forma rápida y más fácil de lo que parece

Aunque no te lo creas, existen métodos para arreglar un pinchazo de forma rápida y más fácil de lo que parece

Así es el método de la 'mecha' para arreglar un pinchazo en el momento

Un pinchazo es siempre una contrariedad, pero si conoces éste método para arreglarlo, puede que todo quede en un simple susto solucionado en unos minutos

Cuando menos nos lo esperamos, un pinchazo puede suponer la diferencia entre un apacible viaje con nuestro coche o un trayecto interrumpido por culpa de un elemento extraño que ha decidido perforar nuestro neumático. Sin embargo, aunque para la mayoría de mortales ésto signifique, automáticamente, tener que llamar a la grúa, arreglar un pinchazo puede ser cuestión de minutos con un mínimo de habilidad, suponiendo además un desembolso mínimo.

¿Conoces el método de la mecha? Seguro que te suena. Es, de hecho, uno de los métodos más populares entre los talleres de neumáticos a la hora de recomponer la banda de rodadura de nuestro neumático tras verse afectado por un pinchazo. En éste sencillo vídeo podemos ver cómo, en cuestión de un par de minutos, podemos solucionar la avería con herramientas manuales y un poco de fuerza.

 

Sólo es necesario contar con un pack que se puede encontrar por un precio que rara vez supera los 10€, en el que se incluye una especie de punzón y unas tiras de caucho impregnadas en cola, suficiente para poder solucionar un pinchazo siempre y cuando sea un pinchazo limpio y de un tamaño reducido, como por ejemplo el que ocasiona un tornillo o un clavo. Si la superficie se ha rajado, no podrás arreglarlo con éste método.

Tras extraer el elemento extraño de la banda de rodadura con unos alicates, tendrás que introducir el punzón para hacer más grande y uniforme el agujero. Tras ello, basta con incorporar al punzón la mecha de caucho impregnada en cola e introducirla por el agujero del neumático. Al tirar para sacar el punzón, la mecha quedará adherida por la parte interior del neumático, taponando completamente el orificio. Sólo queda recortar los restos de la mecha y proceder al hinchado del neumático: tu pinchazo es ya historia.

Daniel Valdivielso | Madrid | 03/12/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.